Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac
V?a Correo Electr?nico

Policías, Ministerios Públicos y abogado, violan derechos mediante corrupción

Lo despojan de sus hijos aunque tenía la guarda legal; lo golpean, amenazan con armas y frente a él, “pagan” los servicios ilegales

Xalapa, Ver. 22/05/2009

alcalorpolitico.com

A la opinión publica:

Mi objetivo al hacer este escrito es darle a conocer a la opinión publica un hecho que de alguna manera refleja la situación real de seguridad que viven todos los niños veracruzanos, esperando con ello se haga respetar la seguridad necesaria para que los niños se desarrollen en un ambiente sano, además de evitar que prolifere la impunidad e influyentismo en nuestra sociedad y hacer valer el precepto de que la justicia debe ser pronta y expedita.

El viernes 15 de mayo de 2009, aproximadamente a las 10:00 de la mañana, me encontraba trabajando en la Escuela de Natación Aqualandia, en la cual funjo como Director Técnico, acompañado de mi hijo Rodrigo Vázquez Herrador, de 5 años de edad, haciendo notar que de mi hijo Mario y Rodrigo de apellidos Vázquez Herrador, tengo la custodia legal derivado de un convenio en el cual hace más de tres (3) años, en el cual se me otorga la guarda y custodia de ambos niños, en esos momentos entraron entre otros la mamá de mis hijos, de nombre MILDRED HERRADOR SUAREZ, acompañada de sus familiares y de su abogado EDUARDO VALDEZ WATTY, quienes con lujo de violencia y amenazas ingresaron al local abalanzándose sobre mi persona y mediante golpes me quitaron de los brazos a mi hijo Rodrigo.

El abogado en tono amenazante me dijo “QUE ME IBA A METER A LA CÁRCEL” y que era muy influyente ya que cuenta con el apoyo de la Procuraduría General del Estado y del Poder Judicial del Estado, así como de altos funcionarios públicos de la administración estatal, en esos momentos el personal que se encontraba laborando llamó al 066 para solicitar apoyo e inmediatamente se avocó a tratar de detenerlos. lográndolo a la salida del estacionamiento de dicho local.

Inmediatamente llegó el auxilio de la fuerza pública, sin embargo, creo que no lo debí pedir, pues en lugar de ayudarme me trataron como infractor y a pesar de explicar lo sucedido y mostrarles el documento de guarda y custodia, a lo cual hicieron caso omiso, porque me amenazaron con ser detenido y golpeado por los patrulleros, lamento este hecho y procederé legalmente en contra de los uniformados, posteriormente el comandante, se comprometió a trasladarlos a San José, hecho que no cumplió puesto que cuando llegamos habían dejado ir a todos los supuestamente detenidos, con excepción del abogado.

Ahora me doy cuenta que el abogado tenia razón, porque existieron los delitos de sustracción o retención de menores, allanamiento de morada, daños que hasta el momento el Ministerio Publico no se ha presentado a realizar la inspección correspondiente, hubo arma de fuego, con la cual me amagaron, me atropellaron causándome lesiones, sin embargo pese a todo lo anterior el C. Agente del Ministerio Publico, la misma noche de los hechos, dejó en libertad al abogado, quien ya estaba a su disposición, pues al parecer era influyente, sin tener la cuantificación de los daños y mucho menos las lesiones ocasionadas a mi persona. Pese a que se presentó denuncia por parte de la empresa donde laboro y mía en carácter personal.

Me he dado cuenta en estos momentos, que eso que dicen que “En Veracruz los niños nos se tocan” no corresponde a la realidad y es mera publicidad, porque me quitaron de los brazos a mi hijo con violencia, lastimándolo, y se lo llevaron casi desnudo, mientras ellos me golpeaban en el suelo, es también molesto que el mismo día de los hechos y mientras presentaba mi denuncia, lastimado y dolido por la situación, el citado abogado se tomaba fotos con el mismo custodio, burlándose de todos los presentes y antes de cualquier declaración estaba, estaban sus parientes y quienes le acompañaban contando dinero, delante de mi y de quienes nos acompañaban.

Debo mencionar, también, que a mi hijo Mario, quien estaba en clases, fue sacado de esta institución, a pesar de tener conocimiento de la situación legal, y de la misma forma me lo quitaron, porque intenté ir por él, pero los mismos agentes de la policía me detuvieron y mediante golpes me metieron a una patrulla, con numero 548.

Lo que ahora veo claramente, es que fueron secuestrados mis menores hijos, pues al tener la guardia y custodia de ellos, la violencia física en mi contra y que las autoridades han dejado libres a todos, además, que hasta este día (21 de mayo del 2009) no se ha girado ningún oficio de investigación o de presentación, por los agentes del Ministerio Publico, no se ve una participación activa por parte de las autoridades, mientras yo temo por el estado físico y psicológico, además de la ubicación en que se encuentran mis dos menores hijos, así mismo ya veo que son claras la amenazas en mi contra y al igual creo que las van a hacer valederas, porque como actuaron las autoridades, creo que esto tendrá consecuencias hacia mi persona, pues pueden más las influencias que el Derecho en si.

Es lamentable lo que estamos viviendo.

ATENTAMENTE.

MARIO VÁZQUEZ HONORATO
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Salon de usos multiples