Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Por deudas con financieras, muchas mujeres han caído en la prostitución: González Rojas

Tan fuerte es la crisis que no tienen otra salida más que trabajar en centros nocturnos practicando una doble vida: Unión Nacional Zapatista

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 29/12/2015

alcalorpolitico.com

Mujeres que tienen deudas con las financieras y casas de préstamo, al no poder más con los pagos y los intereses, buscan obtener recursos trabajando en centros nocturnos como bailarinas incluso algunas han caído en la prostitución, dio a conocer el delegado estatal de la Unión Nacional Zapatista en apoyo a los deudores, David González Rojas.

“Quiero decir esto con todo respeto: tenemos deudoras muy jóvenes que tiene que irse a otras actividades para pagar. Tan fuerte es la crisis que no tienen otra salida más que trabajar en centros nocturnos y caer en actividades no tan dignas practicando una doble vida, algunas de ellas son estudiantes”.

Pero acentuó que no por dedicarse a estas actividades se le puede juzgar, toda vez que la crisis las ha llevado a que tengan que enfrentar la vida, efectuando estas actividades para ganar un poco de dinero y así sostener a sus familias o sus estudios y pagar esos pendientes que cada vez aumentan más en el monto.



Añadió que esto indigna, que el Gobierno sabe lo que sucede y no hace nada al respecto “las autoridades saben que ellas también pueden ser objeto de situaciones como la trata y nadie hace nada”.

Aunque acotó que ésta es la vida que les ha tocado vivir a los jóvenes, quienes buscan a todo precio progresar, estudiar y ser personas de bien, para otorgarles a sus familias una mejor calidad de existencia.

González Rojas, añadió que las financieras, las casas de préstamo y tiendas departamentales –que entregan indiscriminadamente tarjetas– tienen un ejército de cobradores que más que exigir el pago, amedrentan a los deudores.



“Es increíble, pero cierto, ver cómo las tiendas departamentales después de que dicen que no habrá algún problema al otorgar la tarjeta, al paso del tiempo cobran hasta lo que no a las personas. Son hasta de 50 cláusulas los contratos y la gente no leyó ni una sola; pero aquí también ellos tiene responsabilidad por no leer lo que firmaron”.