Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Por manejo negligente de pandemia, hubo 190 mil muertes más en México

El país ha tenido un manejo político, no científico de la pandemia, determina informe de OMS

Claudia Montero Xalapa, Ver. 13/04/2021

alcalorpolitico.com

Un informe elaborado a solicitud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para analizar la respuesta de México al COVID-19, concluyó que el manejo negligente de la pandemia por parte de las autoridades federales ocasionó la muerte de alrededor 190 mil personas más durante 2020 pues, se habrían evitado de haber tenido un desempeño promedio en el manejo de la crisis sanitaria.
 
El informe “La respuesta de México al COVID-19: Estudio de caso”, elaborado por Institute of Global Health Sciences por encargo de la OMS, mismo que fuera dado a conocer este lunes, revela que México ha tenido un manejo político, no científico de la pandemia, dado que no se corrigieron decisiones inadecuadas con base en evidencia científica, para no reconocer errores en el manejo inicial de la crisis sanitaria.
 
Entre otras cosas, señala que el manejo de la pandemia fue equivocado al subestimar la gravedad potencial del COVID-19; al brindar información falsa a la población sobre la supuesta inmunidad adquirida; al subestimar la efectividad del uso de mascarillas para reducir los contagios; al brindar información errónea sobre la capacidad de infección de las personas asintomáticas; al subestimar la importancia de realizar pruebas generalizadas, el rastreo de contactos y el aislamiento; al no imponer restricciones sobre el control de viajes y fronteras; al no establecer prioridades de vacunación con base en criterios científicos; y al hacer caso omiso de los lineamientos establecidos, con la finalidad de posponer nuevos confinamientos, lo que ocasionó el pico más grave de infecciones y muertes.
 
Señalando que “en consecuencia, México ha sido golpeado por una sola ola que ha fluctuado entre niveles muy altos y extremos de COVID-19 sin corregir las políticas para controlar su transmisión”. Concluyendo que “estimamos que, si México hubiera tenido un desempeño promedio, se habrían evitado alrededor de 190 mil muertes durante 2020. Esta cifra no incluye el pico de muertes observado en enero de 2021”.
 
Dentro del informe, Institute of Global Health Sciences señala como las principales deficiencias de las autoridades federales en el manejo de la pandemia, las siguientes:
 
1. Las deficiencias en el modelo de manejo de la emergencia llevaron a una falta de precaución al tratar con un virus desconocido, fallas en la incorporación de evidencia científica relevante y una incapacidad para reconocer errores y corregir las políticas una vez que los supuestos iniciales resultaron inválidos.
 
2. Las autoridades nacionales no cumplieron con sus funciones de rectoría durante la emergencia y no asumieron la responsabilidad política de coordinar una respuesta nacional coherente y unificada.
 
3. La falta de una comunicación clara, prudente y correcta sobre el nivel real de riesgo y acerca de cómo actuar al contraer la enfermedad ha contribuido al impacto devastador de la pandemia en México. Las autoridades no han transmitido un mensaje correcto y coherente ni han reforzado las medidas de salud pública a través de su propio comportamiento.
 
4. Las consideraciones financieras ejercieron una influencia desproporcionada sobre las estrategias para manejar la pandemia, a expensas de las medidas de salud pública necesarias y del apoyo a los grupos sociales vulnerables más afectados por la pandemia.
 
5. La adherencia sostenida a una política de pruebas excesivamente restrictiva socavó la capacidad de detectar brotes, diagnosticar pacientes, controlar la transmisión y estimar adecuadamente la carga de COVID-19 en el país.
 
6. Los sistemas de vigilancia epidemiológica han subestimado fuertemente la carga de COVID-19. Los retrasos en los sistemas de información sanitaria han inhibido la toma de decisiones basada en datos epidemiológicos precisos y oportunos.
 
7. El sistema de salud se encontraba en una situación precaria debido a la falta de inversión crónica, los recientes recortes por austeridad y reformas inoportunas y mal concebidas.
 
8. Los esfuerzos para ampliar la capacidad de los hospitales y las UCI se vieron parcialmente socavados por la ausencia de un enfoque integral en la prestación de servicios de salud y la falta de control sobre la transmisión viral. Las autoridades no prepararon ni abastecieron adecuadamente el sistema de salud para hacer frente a la emergencia, lo que puso en riesgo a los trabajadores de la salud y contribuyó a altas tasas de mortalidad.
 
9. El plan de vacunación sigue siendo insuficientemente detallado y transparente. Es motivo de preocupación que las prioridades y decisiones de vacunación se sometan a consideraciones partidistas y electorales.
 
Hasta el día de ayer, 12 de marzo, el Gobierno Federal reconocía 209 mil 702 muertes por COVID-19 durante la pandemia. Sin embargo, las cifras oficiales sobre el exceso de mortalidad durante la pandemia apunta a que el número real de muertes podría alcanzar las 417 mil muertes. 
 
De acuerdo con información de la Universidad de Oxford, nuestro país cuenta con el segundo índice de letalidad más alto del mundo y es el tercer país con mayor número de muertes confirmadas como consecuencia de la pandemia, sólo detrás de Estados Unidos y Brasil.
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Clases a distancia
  • Salon de usos multiples