Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Por no aumentar tarifas, Veracruz pagó sueldos “excesivos” del Instituto del Agua

- La Alcaldía pasada pagó 2 millones 221 mil 500 pesos en salarios, los últimos 6 meses del 2017
- Actual administración asegura que recortará lo que se paga a personal del Instituto

Alejandro vila Veracruz, Ver. 01/08/2018

alcalorpolitico.com


El lunes 26 de diciembre del 2016 fueron autorizadas y publicadas en la Gaceta Oficial del Estado las nuevas tarifas de cobro de agua para el municipio de Veracruz, que Grupo MAS podría implementar a partir del siguiente año; incluyendo los descuentos del pago anual anticipado.
 
El entonces alcalde Ramón Poo Gil, de última hora se negó a hacer efectivo el aumento y esto derivó en que el 17 de junio del 2017, Grupo MAS decidiera no aportar más el dinero que hacía efectivo a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) por el derecho de uso del líquido; así como el pago de los sueldo de los empleados del Instituto Metropolitano del Agua (IMA).
 
Grupo MAS argumentó al Presidente Municipal que les había ayudado a conseguir el título de concesión para operar los servicios de agua en el municipio, que debían ponderar prioridades y al no obtener ingresos extras por el aumento al costo del servicio, la única solución para seguir operando el sistema era dejar de aportar ese dinero que daban a CONAGUA y el IMA.
 
Tal medida generó dos graves problemas: que la CONAGUA dejara sin participaciones federales para el 2018 al municipio de Veracruz, por el mencionado adeudo y que el ayuntamiento de Veracruz se hiciera cargo del pago de los 12 trabajadores del IMA que desde su inicio resultó inoperante, sin resultados y con sueldos, en el caso de los directores, excesivos; esto al menos en los últimos seis meses de la gestión de Poo Gil, aunque les quedó a deber su aguinaldo.
 
La actual administración municipal, a través de la Unidad de Transparencia del Ayuntamiento, de la que es titular Armando Ruiz Ochoa, entregó los documentos de los 12 empleados del Instituto Metropolitano del Agua (IMA), donde se detalla el nombre y cargo de los integrantes, su fecha de ingreso al organismo, su sueldo mensual y aguinaldo acorde a la ley.
 
El IMA fue presentado en Sesión Solemne de Cabildo el 2 de enero del 2017 y previo al evento, la regidora Delta Estela Tiburcio Hernández renunció a la Comisión del Agua, que le fue encomendada al inicio de la administración, pues alegó que no fue tomada en cuenta en el Consejo Consultivo del IMA; fue hasta el 10 de enero del 2017 cuando apareció conformado el IMA como organismo en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz.
 
En los documento entregados por la Unidad de Transparencia se especifica que el director general, Raymundo Luna Orozco, fue dado de alta en el IMA el 3 de enero del 2017 con un sueldo de 50 mil pesos mensuales, a razón de 600 mil pesos al año y con un aguinaldo de 75 mil.
 
Por su parte, el director de Evaluación y Planeación, Antonio Orozco Cuara, fue dado de alta en la misma fecha con un sueldo de 40 mil pesos mensuales, es decir, 480 mil al año y su aguinaldo se fijó en 60 mil pesos.
 
Raúl Leonardo Serna Sánchez, director de Administración y Finanzas, dado de alta también el 3 de enero del 2017 con un sueldo de 40 mil pesos al mes, en total 480 mil de ingreso por año y  un aguinaldo de 60 mil pesos.
 
Francisco Hernández Martínez, director de Supervisión Técnica, también dado de alta en la misma fecha con un sueldo de 40 mil pesos mensuales, se ingresó al año 480 mil pesos, pero su bono por concepto de aguinaldo fue tasado en 50 mil 838 pesos.
 
Por su parte, Antonio Reinante Ochoa, director Jurídico, ingresó el 23 de enero del 2017 con un sueldo de 40 mil pesos, se ingresó aproximadamente 440 mil pesos en el año y su aguinaldo quedó en 45 mil pesos.
 
Alejandro Cabañas Maldonado, contralor interno, ingresó el 25 de enero del 2017 con un sueldo de 40 mil pesos mensuales, obtuvo 440 mil pesos al año y su aguinaldo fue de nada menos que 60 mil pesos.
 
Por su parte, Carmen Manzano Silva ingresó el 6 de febrero del 2017 como analista especializada en el área de Dirección Jurídica, con un sueldo de 27 mil pesos mensuales, a razón de 297 mil pesos al año y con aguinaldo de 25 mil 350 pesos.
 
Felipa Leticia Argüello García ingresó el 1 de abril del 2017 como analista especializada en la Dirección de Administración y Finanzas, con un sueldo de 27 mil pesos al mes, juntando 243 mil al culminar el año y con un aguinaldo de 25 mil 350 pesos.
 
José Juan Lorencez Toto, como analista especializado en la Dirección de Planeación y Evaluación, dado de alta el 1 de abril del 2017 con un sueldo de 17 mil pesos mensuales, a razón de 153 mil pesos al año y aguinaldo de 12 mil 750 pesos.
 
Ramón López Lara ingresó el 3 de mayo del 2017 como analista especializado en la Dirección de Supervisión Técnica, con sueldo de 17 mil pesos mensuales, es decir, 136 mil pesos anuales y un aguinaldo de 11 mil 238 pesos.
 
Asimismo, Ilce Cecilia Castellano Moreno, quien ingresó el 4 de mayo del 2017 como asistente ejecutiva de la Dirección General, se le asignó un sueldo mensual de 7 mil pesos, a razón de 56 mil pesos al año y su aguinaldo de 4 mil 608 pesos.
 
Por último, Itzel Morales Padilla ingresó el 1 de junio del 2017 como analista especializado de la Contraloría Interna, se le asignó un sueldo de 20 mil pesos mensuales, o sea, 140 mil pesos al año y con aguinaldo de 11 mil 611 pesos.
 
A principios del 2018, el vicerrector de la Universidad Veracruzana (UV), Alfonso Pérez Morales renunció al Consejo Consultivo del IMA, pues señaló que había muchas irregularidades en la parte administrativa y aunque el Consejo Consultivo es un ente de apoyo, los directivos del IMA sí cobraban su sueldo, mismo que el alcalde Poo Gil pagó durante los últimos seis meses del 2017 por una cifra total aproximada de 2 millones 221 mil 500 pesos.
 
En marzo del 2018 el Instituto Metropolitano del Agua dejó de funcionar y se citó a una reunión para definir al nuevo equipo; buscando que finalmente se hiciera el trabajo que se perdió durante poco más de un año.
 
El Consejo Consultivo que escogió la nueva administración municipal quedó integrado por el vicerrector, Alfonso Pérez y las doctoras Estela Montes e Irene Aguilar; todos ellos pertenecientes a la UV. Asimismo, tres representantes de la sociedad civil, entre los que destacan miembros de la CMIC y CANADEVI; además de los alcaldes de Medellín y Veracruz, Hipólito Deschamps Espino Barros y Fernando Yunes Márquez, respectivamente.
 
Fernando Yunes informó que la primera instrucción que le solicitó el Consejo Consultivo al arquitecto Francisco García Barradas, quien es el nuevo Director General del IMA, apenas presentado el 20 de julio de este 2018, fue solicitar la información a Grupo MAS de cuánto se ha invertido este año y cuánto era lo programado, para así cotejar si están cumpliendo o no.
 
De la misma manera, le pidieron reorganizar el IMA, pues la prioridad es darle salida a varios trámites que llevan atorados mucho tiempo y que no han permitido que desarrolladores de vivienda avancen y por ende, que el INFONAVIT siga dando créditos.
 
“En marzo (2018) más o menos dejó de funcionar, ya los últimos dos meses y el aguinaldo de diciembre se los pagamos nosotros, tuvimos que hacerle un préstamo al IMA. En realidad, el Ayuntamiento no podía pagarles de manera directa, así que teníamos que hacerles un préstamo.
 
“El IMA hoy le debe al Ayuntamiento unos 2 millones de pesos, más o menos, que era lo que se le adeudaba esas 12 personas; una vez que se les pagó presentaron sus renuncias y por eso dejó de funcionar el organismo”, recalcó el alcalde Fernando Yunes Márquez.
 
Añadió que a los nuevos integrantes del IMA se les deben equiparar los sueldos según se gana en el ayuntamiento de Veracruz, ya que se dieron cuenta de que lo que ganaba un Director en el IMA no tiene nada que ver con lo que ganan hoy en el Ayuntamiento que presiden y señaló que lo justo es que haya un ahorro.
 
Mencionó que serán responsables de ello los dos alcaldes, quienes se comprometieron a prestar personal de cualquier área que les sea solicitada; así como vehículos para movilidad del IMA, pues aceptó que 12 personas no son suficientes para el trabajo que se requiere; aunque la situación económica no da para incrementar la plantilla en este momento.
 
Aclaró que hasta que Grupo MAS no cubra con los sueldos del personal del IMA, como está establecido en el título de concesión, serán también los dos ayuntamientos los que, a través de otro préstamo, cubran los sueldos del personal que ahora labora en el órgano rector del agua en Veracruz y Medellín.
 
“Tendrá que ser así, a través de un préstamo, hasta que se normalice la situación con la concesionaria y ellos puedan devolver el préstamo, (…) no tiene que ver sólo con la concesionaria –Grupo MAS–, ya que estamos también viendo cuál es el pago en bloque que haga Boca del Río, que en realidad le tiene que pagar al IMA, no tanto a Grupo MAS, porque hay que recordar que los nacimientos de agua están en Medellín y de este lado (Veracruz); estamos viendo que con lo que nos pague Boca del Río el IMA pueda capitalizarse”, subrayó el Munícipe.
 
Se explicó que lo principal que debe analizar el IMA del Grupo MAS es la validación de proyectos, ya que de manera constante le llegan proyectos de fraccionadores que esperan obtener rápido una validación para, posteriormente, obtener el Valor Total Unificado (VTU) y puedan comenzar a edificar las viviendas.
 
“Es muy importante que los empresarios tengan esta validación. Grupo MAS, al no ser autoridad en sí, no les podía dar la validación que sí le corresponde a una autoridad”, puntualizó.
 
Destacó que al nuevo Director General no se le dio un plazo para detallar cómo opera Grupo MAS y si está trabajando como prometió en el título de concesión; lo que si se le dijo es que en un plazo de un mes, desde que fue nombrado director general del IMA, García Barradas debe presentar un plan de trabajo para lo que resta del año y así será anualmente, para que de esta manera el Consejo Consultivo revise su actuación.
 
Respecto del incremento del agua, dijo que esto es facultad del Consejo Consultivo del IMA y en ese sentido los elementos de la UV se ofrecieron a hacer el análisis financiero, que se tendrá que cotejar con el modelo  que se presentó para otorgar el título de concesión y de ahí verificar qué tan viable es el aumento a la tarifa del agua en Veracruz y Medellín.
 
Por su parte, Francisco García Barradas, nuevo director general del Instituto Metropolitano del Agua (IMA), declaró que el punto medular es tener agua de calidad y suficiente en la zona conurbada, un saneamiento que corresponda al terreno de Veracruz y Medellín y una recolección de las aguas residuales como debe ser.
 
García Barradas tiene amplia experiencia, pues llegó a la Comisión Regional del Agua (CRAS) en 1999, posteriormente, se quedó cuando ésta evolucionó al Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) y últimamente fue integrante de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV).
 
El exdirector de Operación Hidráulica y exgerente de Alcantarillado y Agua Potable, explicó que el IMA funciona y opera por una renta del Grupo MAS, ya que toda la infraestructura no pertenece al Grupo MAS, es decir, los pozos, plantas de tratamiento y las redes hidráulicas están concesionadas a la empresa público-privada.
 
“Así es como debería funcionar el IMA, por alguna razón, con la anterior administración del IMA se cancelaron esos pagos y vinieron algunos adeudos de salarios y la nueva administración (municipal) tuvo que hacer un préstamo al anterior Director o al Instituto, para cubrir unos meses y el pago de aguinaldo”.
 
Resaltó que de los administrativos previos del IMA, únicamente quedan dos; mientras que el resto del personal es nuevo y todos de su total confianza.
 
Señaló que se pretende lograr altos índices de eficiencia, lo que contempla el contrato con Grupo MAS y en sus momento se tuvo con SAS Metropolitano, ya que éstos son de nivel nacional y unos de nivel internacional. Bajo esos parámetros se deben calificar las actividades de los organismos que operan el servicio de agua en una ciudad.
 
“Son un montonal de indicadores, con esos nosotros tenemos que calificar, que poner muy en claro un reglamento de qué es lo que tiene que hacer para cada actividad, bajo esas normas. Efectivamente, no podemos incrementar el triple de lo que es el IMA, ya que lo que éste hace es supervisar e ir guiando que se cumplan las metas del contrato y a lo que la empresa se comprometió”, refutó.
 
Reconoció que han tenido varias reuniones con los directivos de Grupos MAS en últimas semanas, para revisar las tarifas y ver si es viable un aumento, “pero un incremento acorde, que el ciudadano esté dispuesto a pagar, para que también Grupo MAS pueda invertir en infraestructura”, subrayó.
 
Por último, señaló que a pesar de todas las quejas en contra de Grupo MAS, espera que para octubre ya se pueda ver una mejora y la gente realmente se percate de que por fin existe un trabajo acorde a lo que en algún momento se proyectó.
 
Según datos internos de Grupo MAS que se pudieron obtener, el gasto de energía eléctrica de manera mensual es de 9.8 millones de pesos, pagan 2 millones al mes por producto químico, gastan 2.7 millones en impuestos, 38 millones de gasto operativo y únicamente recaudan 33 millones de pesos al año.

  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Clases a distancia
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado