Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Otro error de Congreso

Presidenta de Poder Judicial de Veracruz reinstala a Magistrado o terminaría en prisión

- Roberto Dorantes ganó pleito legal tras retiro forzoso al cumplir 70 años
- Poder Judicial se excusa en nuevos nombramientos para incumplir sentencia
- Actuar de Diputados morenistas en remoción de magistrados afectaría a Inés Romero

Claudia Montero / Exclusiva Xalapa, Ver. 10/03/2021

alcalorpolitico.com

La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Inés Romero Cruz, podría ser destituida del cargo y sujeta a sanciones penales por negarse a cumplir la sentencia de amparo que obliga a reinstalar a Roberto Dorantes Romero como magistrado.
 
El pasado 4 de marzo del año en curso, fue publicada la resolución del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa dentro de recurso de inconformidad 18/2020 en el que determinó, en última instancia y de manera definitiva, que el Tribunal Superior de Justicia debe reinstalar en el cargo a Roberto Dorantes Romero, aun cuando el Congreso del Estado nombró a su sustituto.
 
Como se recordará, la Justicia Federal resolvió, dentro del Juicio de Amparo 402/2019, que Dorantes Romero no podía ser retirado del cargo de manera arbitraria, pues resultaba violatorio de sus derechos fundamentales aplicarle de manera retroactiva la reforma a la Constitución local que establece el retiro forzoso de los magistrados al cumplir 70 años.
 
Sin embargo, a pesar de dicha sentencia, el 7 de julio del 2020 el Congreso del Estado determinó aplicar el retiro forzoso a Dorantes Romero, al declarar la vacante definitiva de su magistratura.
 
Ante esta violación a la sentencia amparadora, un Juez Federal requirió a la entonces presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Sofía Martínez Huerta, que diera cumplimiento inmediato y reinstalara en su cargo a Dorantes Romero, sin embargo, Martínez Huerta evadió cumplir con la sentencia señalando que el Congreso del Estado ya había nombrado a su sustituto, por lo que resultaba jurídica y materialmente imposible cumplir con la sentencia.
 
Sin embargo, un Tribunal Colegiado determinó que, a pesar de los nombramientos, deben reinstalar en el cargo a Roberto Dorantes Romero.
 
De acuerdo con los artículos 198 y 267 de la Ley de Amparo, de insistir Inés Romero Cruz en la negativa de reinstalarlo en el cargo, sería destituida del cargo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y consignada ante un Juez de Distrito por el delito de incumplimiento de sentencias de amparo, por el que enfrentaría una pena de hasta 10 años de prisión.
 
Por lo que el actuar arbitrario del Congreso del Estado para remover Magistrados, impulsado por Juan Javier Gómez Cazarín, estaría por acarrear consecuencias graves a la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia.   
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax