Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Priísta acusa a Américo Zúñiga de imponer nombramientos y violar derechos de militantes

- Jozabeth Aguilera interpuso juicio para proteger sus derechos político-electorales, luego de ser eliminada de padrón de militantes

- Señala que el dirigente usurpa funciones, pues su designación terminaba con el proceso electoral

Mariana Gil Xalapa, Ver. 15/08/2018

alcalorpolitico.com

Militante del PRI en Veracruz informó que ayer martes interpuso un Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales, en razón de violencia política de género, en contra del dirigente estatal del tricolor, Américo Zúñiga Martínez.

La joven miembro del Movimiento de Reconstrucción Institucional, en Veracruz, de nombre Jozabeth Aguilera, mencionó que se ejerció violencia política en razón de género, tras eliminarla del padrón de militantes sin ningún motivo. Agregó que el actual dirigente usurpa funciones, pues su cargo ya culminó.

“Lo que yo pido, en calidad de mujer militante, es que se respeten mis derechos político-electorales y así pueda participar en procesos internos; además de derecho a votar y ser votada, para tener un PRI incluyente en Veracruz y que de verdad se deba a su militancia”.



Señaló que ayer martes por la noche, Américo Zúñiga nombró a Karla Utrera como secretaria adjunta a la Presidencia y lo único que saben de ella es que es una militante de Soledad de Doblado; por lo que acusó imposición.

“Es un caso más de imposición, un acto vil de dedazo; eso es justamente lo que ya no cabe en el PRI de Veracruz”.

Por otra parte, Samuel Ferrer Mijangos, señaló que todos los nombramientos que ha realizado Américo Zúñiga en últimas fechas no son válidos, pues

los resultados de la elección para el PRI hablan por sí solos. De igual forma, expuso que el candidato a gobernador, Pepe Yunes, tuvo la civilidad política y la ética para dar paso a la transición; aunque sorprende que Américo Zúñiga perdió más de 40 procesos, porque perdió todas las elecciones locales y federales y aún quiere perpetuarse en el cargo.

“Su nombramiento dice que él estaría como dirigente hasta que terminara el proceso, al usurpar funciones todos los nombramientos que haga serán automáticamente ilegítimos; no puede despedir gente, designarla ni dar más dinero a sus allegados”.