Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Primaria “Josefa Murillo”, en Xalapa, en pésimas condiciones: Padres de familia

La Directora no ha dado cuenta del recurso que se ha gastado, aseguran

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 10/03/2015

alcalorpolitico.com

Padres de familia de la escuela primaria “Josefa Murillo” tomaron desde muy temprano las instalaciones del plantel para exigir la salida de la directora Martha Patricia Rizo, quien -aseguran- no ha dado cuentas del recurso que se ha gastado, además de que tiene la escuela en pésimas condiciones.

“Los motivos son múltiples y variados, tiene tiempo que estamos haciendo múltiples peticiones, la escuela está hecha un asco, hicimos una reparación de baños con recursos de los padres de familia porque tenía más de 10 años que estos baños no habían sido cambiados ni tocados y es la fecha en que estos baños siguen igual de sucios”, informó Jorge Alberto Juárez Romero, presidente de la Asociación de Padres de Familia de la escuela primeria “Josefa Murillo”.

Además de ello, señaló que al interior de la escuela existen casos de bullying que la misma Directora se ha negado dar a conocer a la autoridad.

“Todo esto ha sido ocultado por parte de Martha Patricia Rizo Hernández y por la supervisora escolar, ellas han dado carpetazo a esos asuntos de bullying, no han sido canalizados debida y adecuadamente a las instancias correspondientes”.

De igual forma, la señalan porque no ha dado una rendición de cuentas transparente de los recursos de la cooperativa, es decir, de toda la comida que ponen a vender a los alumnos a la hora del recreo, puesto que no saben a dónde va a parar ese dinero.

“A nuestros niños son a los que ponen a hacer las ventas y entonces esos recursos no han sido transparentados porque no hemos visto nada que haya sido puesto por la cooperativa escolar, nada”.

Por un momento, padres de familia que defendían a la Directora y aquellos que estaban en contra de ella y habían tomado las instalaciones comenzaron a discutir por el hecho de haber cerrado la escuela dado que los únicos afectados son los estudiantes.

Mientras que quienes defendían a Martha Patricia Rizo argumentaron que no estaban de acuerdo con la toma de la escuela porque son pérdida de clases; el grupo opositor encabezado por el Presidente de la Asociación de Padres de Familia, señaló que de la misma forma hubieran protestado cuando los docentes salieron a manifestarse en varias ocasiones el ciclo pasado, que dejaron a los niños sin clases por salir a marchar en contra de las reformas.

“Mi inconformidad es porque el Presidente de la Sociedad de Padres de Familia lo que está haciendo es violentar a todos los padres, ahí habla de bullying y lo que hace es un bullying psicológico para nuestros hijos al perder clases, lo que menos pueden hacer las autoridades es caer en este juego; el señor dice que se apoya en los vocales y no veo a la mayoría de los vocales, yo no les di el voto para este tipo de cosas y si en determinado momento los paros magisteriales no han afectado, esto es peor todavía”, dijo Miguel Ángel Lagunes, padre de familia.

Por su parte, la directora Martha Patricia Rizo, dijo desconocer los motivos por los que la están señalando dado que existe un acuerdo de trabajo.

“Es una persona que ha alterado el orden de manera interna en la escuela y se le ha llamado la atención, en esta reunión con la supervisora se llegaron a acuerdos y él no está respetando el acuerdo, esto me sorprende y lamento profundamente que los alumnos se vean afectados”.

Dijo que ella no maneja recursos de la escuela, por lo que descarta que tenga que rendir cuentas.

“Yo no llevo dinero, no llevo nada de cuentas, por lo tanto no me pueden acusar de algo, yo no lo manejo; la cooperativa escolar la maneja un representante docente y es el que entrega cuentas a la supervisión de la escuela y el mantenimiento de la escuela le compete a APF junto con la Dirección, esta actitud de él me parece nefasta, tonta, porque yo no llevo dinero y no hay nada legal que pueda proceder”.

Los padres de familia, inconformes, finalmente abrieron la escuela pero antes firmaron un convenio de acuerdos con la supervisora escolar en donde se compromete a revisar todos los puntos en donde hay desacuerdo.