Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Promueve charlas y pláticas en contra del aborto a partir de sus malas experiencias

La norteamericana Paty Sandoval, invitada por una organización, se ha convertido en una gran defensora a favor de la vida

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 26/03/2014

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Luego de haberse practicado tres abortos, tener tendencias al suicidio por este motivo y caer en drogas, hoy Paty Sandoval va a todo rincón del país hablando de la oportunidad de volver a vivir y experimentar el perdón divino, aun y cuando se cometió este error como ella lo clasifica. Esta mujer busca ayudar a féminas que han pasado por el mismo proceso. En su camino ha encontrado casos en que ellas llegaron a practicar hasta 23 abortos, según lo relató.

Esta noche Paty dará una conferencia en donde abordará dicho tema. Este miércoles cuando charló con medios de información externó: “soy una mujer que he sufrido tres abortos con consecuencias muy graves, desórdenes mentales, alimenticios, jalarme el cabello, drogadicción y tendencia al suicidio, me quería quitar la vida. Pensaba que podía hacer lo que quisiera con mi cuerpo, que el aborto era bueno, que iba a solucionar mi problema, pero me llevó a un infierno”.

Un día cuando se sentía sola y estaba tan deprimida se quedó tirada en una banqueta, llegó hasta ella un joven que le expresó una frase que definitivamente cambió su vida “Jesús te ama, hoy vas a casa”, además de este encuentro dijo que considera que las oraciones que a diario su mamá hizo por ella, fueron lo que la llevó de regreso al camino.

Relató que ella optó por no tener a su hijo, porque amaba la vanidad y no había más allá de ésta, le temía a engordar, perder su belleza y su figura, “aquella vez tenía 19 años, ya no era tan joven, pero creía que era mi cuerpo y no quería engordar, decía que podía hacer lo que me dé la gana y no me importa lo que diga mi novio, si lo lastimo, o lo que opine. Eso me llevó al primer aborto”.

Apuntó que ahora lucha por convencer a las féminas de no recurrir a este método que lo único que provoca son mayores problemas, de hecho dijo que aquellos grupos que están a favor del aborto “en su creencia de que ayudan a la mujer, lo que hacen es destruirla, emocionalmente, espiritualmente, físicamente; el aborto convierte el vientre de una madre, en tumba, en la muerte”.

Dentro de las experiencias que ha tenido al convertirse en defensora de la vida, ha tenido conocimiento de que en Estados Unidos por cada aborto los médicos ganan alrededor de mil dólares y no pagan impuestos, esquema que se ha adoptado en México; en algunos otros países las partes del feto lo venden para productos cosméticos, explicó.

Añadió que en México este problema se hace más grave cada vez, pues niñas de 12 y 13 años ya están abortando, sin importar el nivel económico, social, la familia de la que vengan, “aquí en la zona, en sí en Córdoba he conocido niñas de esas edades que han abortado, y conocí a una mujer que trabajaba en una clínica donde se practican, y me contó que llegaban las niñas de 12 a 14 años con sus uniformes católicos, abortaban y se ponían su mochilita y se iban, y era algo de diario, es la realidad y tenemos que pelear por eso”.

En Estados Unidos, de donde ella es originaria, le tocó ver casos de mujeres que se practicaron desde 1 aborto pero otras que alcanzaron cifras como 23 abortos, por ello enfatizó que es necesario que se haga conciencia de que la solución no es matar a un bebé indefenso, que no tiene cómo defenderse y que ninguna culpa tiene de haber sido engendrado.

Ella explicó que de los 19 a los 22 años de edad decidió practicarse tres abortos, hoy que tiene 33 años sigue soltera y sin hijos, “la familia es una bendición de Dios, y ahora pido a Dios tener oportunidad de ser madre un día”, aunque reconoció que una mujer que abortó tiene una posibilidad del 70 por ciento de volverlo a hacer.

Paty Sandoval acudió este día a la ciudad a dar una conferencia en referencia este tema, fue invitada por el centro Pro Vida en Orizaba; esta actividad se suma aquellas que la Diócesis está efectuando como parte del año de la Familia y en favor de la Vida.