Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Propuesta de reforma energética de Calderón no fortalece a Pemex: foro de la UV

- No la mejora en cuestiones fiscales, laborales, técnicas, ni presupuestales, sostuvieron Salvador Ortuño Arzate, Benjamín García Páez, Fabio Barbosa Cano y Saúl Moreno Andrade - García Páez define que la paraestatal debe asociarse con compañías petroleras en el extranjero, porque es eminentemente internacional

Xalapa, Ver. 10/07/2008

alcalorpolitico.com

La propuesta de reforma energética presentada por el Poder Ejecutivo –y actualmente a debate en el Senado de la República– no fortalece a Petroleros Mexicanos (Pemex) ni en cuestiones fiscales, laborales, técnicas, ni presupuestales, sostuvieron los expertos Salvador Ortuño Arzate, Benjamín García Páez, Fabio Barbosa Cano y Saúl Moreno Andrade, durante su participación en el foro La industria petrolera: diagnóstico y alternativas, organizado por la Universidad Veracruzana (UV).

Pemex, débil por carga fiscal

Benjamín García Páez, doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sostuvo que la situación económica de Pemex se ha debilitado enormemente en materia financiera por objetivos de carácter social y de política económica que van más allá de lo que una empresa pública puede resistir. “No es posible que el financiamiento del programa económico gubernamental en cualquier país, no sólo en México, dependa tan sensiblemente de los ingresos petroleros”, expresó.

Luego de afirmar que no se va a lograr una reforma en la materia si no se piensa para la paraestatal la conjunción de tres aspectos: ahorro, inversión y crecimiento, el académico dijo que una empresa como Pemex, fuera de mitos, debe celebrar asociaciones productivas con compañías petroleras en el extranjero, ya que la industria es eminentemente internacional.

Expuso que debido a la posición privilegiada que tienen los hidrocarburos como materia prima, son apetecibles para los especuladores que están llevando los precios a niveles exorbitantes, por lo que México siente mucha presión. Aunado a ello, al interior existe un grupo de rentistas que gravitan en torno a las empresas petroleras, como el sindicato de trabajadores que ha pervertido la disciplina laboral y ha formado un sobredimensionamiento en la plantilla, además de funcionarios públicos, gobernadores y proveedores.

En Pemex, “desmantelación” progresiva de investigación
Salvador Ortuño Arzate, investigador retirado del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) e investigador de la UNAM, sostuvo que las políticas gubernamentales de sexenios pasados han incidido en una “desmantelación” progresiva de la investigación y el desarrollo tecnológico que tuvo a la empresa nacional en los primeros lugares mundiales.

Explicó además que la tecnología que utiliza la paraestatal es en gran medida rentada, provocando que un gasto sustancial de su presupuesto sea para pagar los contratos adquiridos con empresas nacionales y extranjeras que prestan diferentes servicios.

“Creemos que la propuesta actual de reforma energética debilita a Pemex ya que la extracción y producción del hidrocarburo son fundamentales para preservarlo como recurso estratégico del país, además de que aparece en la Constitución como patrimonio de los mexicanos”, aseguró.

Subinversión, principal problema de Pemex
En su turno, el académico de la Facultad de Economía de la UNAM –con amplia experiencia en el estudio de la historia de la empresa paraestatal– Fabio Barbosa Cano, sostuvo que el problema principal de Pemex no es la falta de reservas ni la carencia de conocimientos técnicos, sino la subinversión productiva.

“La empresa necesita invertir en áreas que ha descuidado por muchos años, necesita darle un valor agregado al petróleo que se extrae, de lo contrario seguiremos exportando crudo e importando gasolina; además de que es indispensable transparentar el destino de los recursos que la empresa genera”, señaló.
El académico afirmó que en la nueva etapa de la industria petrolera mexicana –a la que denominó postcantarell–, Veracruz deberá jugar un papel fundamental por sus importantes yacimientos de crudo y gas natural.

Sin cambios en lo laboral, ninguna reforma sirve
Saúl Moreno Andrade, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), aseguró que sin cambios sustanciales en las relaciones laborales del sindicato con la empresa, ninguna reforma logrará revertir los problemas fundamentales de la paraestatal.

“El contrato colectivo de trabajo que rige actualmente en Pemex tiene graves problemas en lo político, cultural, jurídico y productivo. Hay incluso artículos que contradicen la Ley Federal del Trabajo”, aseguró el investigador.

Asimismo, mencionó el carácter antidemocrático, intimidador y corporativista del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana –que agrupa a más de 90 mil trabajadores– que opaca cualquier muestra de descontento de, por ejemplo, los trabajadores de confianza –que apenas son 30 mil.