Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Tras las lluvias en las ?ltimas horas

Proteccin Civil monitorea cada 2 horas al ro Chiquito en el municipio de Nogales

Los afluentes Chiquito y La Carbonera ha presentado escurrimientos normales: Ramos Huerta Agreg estamos en alerta ante cualquier situacin, ms no en emergencia

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Nogales, Ver. 09/06/2007

alcalorpolitico.com

El ro Chiquito del municipio de Nogales, esta siendo monitoreado por Proteccin Civil cada dos horas, esto ante las lluvias que se han presentado en las ltimas 24 horas, de igual forma estas precipitaciones ha dejado daos en los techos de algunas casas de este lugar.

En este sentido, el direccin de Proteccin Civil de Nogales, Pablo Ramos Huerta, indic que la afectacin que se present en este municipio, fue el dao al techo de 3 casas en las colonias Emilio Carranza y Provincia, por la granizada y las fuerte lluvia.

Cabe hacer mencin que el Ro Chiquito fue el que se desbord en junio del 2003, provocando con ello una severa inundacin en lo municipios de Nogales y Cd. Mendoza. Pero ahora como parte de las acciones prevencin de una barrancada y otra inundacin es que este afluente est siendo monitoreado cada 2 horas por parte de la direccin de Proteccin Civil.

Sin embargo, Ramos Huerta apunt que a pesar de haber presentado el ro Chiquito un escurrimiento ayer, este es considerado normal debido a las fuertes lluvias. Y con referencia al ro La Carbonera indic que registr un escurrimiento de 1.50 metros por 10 centmetros pero este tambin est dentro de los parmetros normales.

Agreg que en este momento la zona cercana a estos dos ros, esta en alerta ante cualquier situacin, mas no en emergencia. Adems enfatiz en que se encuentran preparados desde hace algn tiempo para evitar alguna tragedia como la barrancada del 2003, y entre esas acciones estn; la creacin de la presa retenedora de slidos, la limpieza a ambos ros con el apoyo de maquinaria de PEMEX, camiones de volteo del ayuntamiento, y verificacin de que estos afluentes estn por completo o al menos a la mayor proporcin limpios.

Al finalizar, Pablo Ramos, seal que la posibilidad de una nueva barrancada es poco probable, pero que situaciones como el aumento radical de temperatura, aunado a la deforestacin y el tan comentado calentamiento global pueden provocar alguno de estos fenmenos.