Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Protestan defraudados por sujetos que vendían concesiones de placas de taxi

- Exigen que no los liberen, pues se hacían pasar por funcionarios públicos

- El vencimiento del término constitucional sucederá en unas horas y temen que los saquen bajo fianza

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 17/03/2012

alcalorpolitico.com

Los agraviados de la estafa con la obtención de concesión de placas por parte de tres personas que se hacían pasar como funcionarios estatales y federales, se apostaron a las afueras del Juzgado Quinto de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz con pancartas y mantas, exigiendo que el juez no libere a estas personas, ante la proximidad del vencimiento del término constitucional. De ser liberados, advirtieron que tomarían las calles del puerto de Veracruz en protesta.

Con gritos exigían que María Gertrudis Sánchez Portela, quien se decía ser sobrina del ex gobernador Fidel Herrera, ni Juan de Dios Vázquez Reyes y Enrique Parra del Ángel, los cuales se hacían pasar como delegados del gobierno federal y estatal, logren su libertad por artimañas legales o pagos para torcer las leyes.

Y es que dijeron que el vencimiento del término constitucional estaba a unas cuantas horas y temen que logren su libertad bajo fianza. Los agraviados dijeron que recurrieron a todas las instancias, haciendo del conocimiento al gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa y el poder judicial del Estado de Veracruz.

Por ello removieron al Agente del Ministerio Público Adscrito al Juzgado y en ese caso pusieron a otra agente adscrita.

Lo anterior con fundamento en la causa penal 64/2012 en agravio de cerca de 60 personas, a las cuales pidieron dinero en efectivo con la promesa que sería su último pago para obtener un auto nuevo con sus placas de taxi. El monto del dinero superaban los 104 mil pesos.

Al respecto los presuntos inculpados negaron todo y decidieron apegarse a los beneficios del artículo 20 Constitucional para no responder a ningún cuestionamiento de la autoridad, y presentar su declaración por escrito.

Ellos fueron capturados en un hotel del puerto de Veracruz, asegurándoles seis títulos de concesión de taxi y 104 mil pesos que habían cobrado a las víctimas reunidas en el inmueble.

Los agraviados aseveraron que de ser liberados, advirtieron que tomarían las calles del puerto de Veracruz en protesta y para hacer valer su fuerza como ciudadanos.

Explicaron que los agraviados son más de 400 y que ya han denunciado penalmente a estas tres personas, dijeron que la justicia debe estar de su lado y no de la corrupción.

Denunciaron además que existen dos supuestos líderes de movimientos civiles que eran encargados de buscar a la gente para ser defraudados, Julio Vera Castillo y Celsa Vera Loyo, quienes se evadieron de la acción de la justicia.