Ir a Menú

Ir a Contenido

Casas Carpin

Sección: Vía Correo Electrónico

Que unidades pesadas conduzcan por la extrema derecha sólo aplica en carretera, dice

Se complicará más la vialidad; el carril donde deben circular es el central, para que no obstruya al servicio urbano

31/10/2012

alcalorpolitico.com

El día de hoy leyendo con interés el portal que tan honesta y valientemente publican, me encuentro con la noticia de las nuevas "reglas" impuestas por la Dirección de Tránsito del Estado para la circulación de vehículos pesados en la avenida Lázaro Cárdenas.

Dada la aseveración de que dichos vehículos deberán transitar "en la extrema derecha"; Me sorprende que en tales "acuerdos" hayan participado "representantes" de los transportistas y "expertos" en vialidad que supongo en algún momento han conducido esta clase de vehículos.

Esta regla me parece una soberana tontería, porque en la avenida Lázaro Cárdenas el carril de extrema derecha es utilizado como área de ascenso y descenso para los autobuses de pasajeros y como carril de "desaceleración" o aceleración para ingresar a diversas avenidas o como carril para vuelta a la derecha de manera totalmente irregular como ocurre frente a “La Corona”.

Por ejemplo, esto obligaría a que frente a la Estancia Garnica los tráileres "se peguen a su derecha" utilizando el carril para subir al puente de Las Ánimas, generando mayores riesgos y por supuesto mayores complicaciones.

O que descendiendo del puente Bicentenario los tráileres se "peguen a su derecha" para complicar la entrada y salida de autobuses a CAXA además del "caos vial" a la altura del puente Agua Santa 2 y la entrada al paso a desnivel Araucarias.

La prohibición lógica es que circulen en el carril de "extrema izquierda" o de "alta velocidad" porque así lo entienden muchos conductores que ese carril es para correr a altas velocidades.

El carril donde deben circular los vehículos pesados, incluyendo camiones de volteo y revolvedoras es el central que en los pasos a desnivel como lo es el famoso puente Bicentenario se convierte por lógica en el carril de la derecha.

Es decir, desde el momento en que ingresan a la ciudad los vehículos circulan por un solo carril (el de la derecha), sin cambiar de éste, lo que genera una absoluta administración del riesgo al evitar cambios repentinos de carril o maniobras de volantazos para librar o rebasar a otros vehículos.

De mantener la "regla" de extrema derecha, la vialidad se complicará mucho más y aumentará la probabilidad de alcances entre vehículos pesados y camiones de pasaje por la "forma" en que los conductores de estos autobuses "bloquean" el carril de "extrema derecha" para impedir el rebase de los otros camioneros y así "ganar el pasaje".

Manejar por la extrema derecha sólo aplica en carreteras.

Atentamente

E. Torres.

Teléfono de contacto. (…) (Favor de omitir mi teléfono)
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado