Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

"El éxito no enseña nada, hay que fracasar”, aconseja Nicolas Sarkozy a jóvenes

El expresidente francés señaló que se tuvo que reinventar tras perder las elecciones en su país

Claudia Montero / Enviada Ciudad de M?xico 01/09/2017

alcalorpolitico.com

"El éxito no enseña nada, hay que fracasar y ahí se funde el éxito. El mundo no está hecho para los que tienen miedo. El fracaso duele y hay que aprender a perder", aseveró el expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, durante un mensaje de motivación a jóvenes mexicanos.
 
En el marco de la conferencia para jóvenes becarios en el evento "México Siglo XXl" el politico definió que los éxitos pasan rápido y el fracaso hace daño, pero ahí se aprende porque duele; aunque saber perder ya es otro asunto.
 
La participación del líder considerado un "rockstar" de la política, fue una de las más esperadas y el mensaje concreto para los estudiantes fue sobre el valor de hacer lo que más les guste.
 
Sarkozy recordó que hace 40 años en Francia nadie hubiera apostado por él, pero la vida es “magnífica” porque todo es posible cuando se quiere y se desea.
 
"No hay un centímetro de mi cuerpo en donde no haya una cicatriz. Yo peleo, luché tantas veces; no tengan miedo de no lograr las cosas", aconsejó a los presentes.
 
Por ello, se refirió al fracaso como el hecho donde se mide el verdadero valor. Aquí, recordó que acaba de perder una candidatura en su país, pero lo aceptó y supo que era el momento para reinventarse.
 
"Cuando yo perdí dije: voy a comenzar una nueva vida, me voy a reinventar", expuso al señalar que la vida pasa rápido pero hay que encontrar razones para vibrar, pues puede decir que le gusta la política, pero en realidad lo que le gusta es la vida.
 
"Una vida sin pruebas, sin fracasos profesionales, personales y de salud, no existe. La felicidad está en los fracasos que se alcanzan a pasar", expresó ante los miles de becarios.
 
Comentó que al día siguiente de que perdió la candidatura para la elección presidencial en Francia, ya tenía otro proyecto, porque es importante tener otras iniciativas, conocer personas, viajar, crear empresas, renovarse.
 
Fue enfático al señalar a los jóvenes que deben exigir lo que les corresponde, pues cuando se trabaja más que los demás, también se debe ganar más que los demás.
 
"Creo en el trabajo, la patria, el mérito y la competencia. Creo que hay que ayudar a quien no tiene nada y lo mejor es darle los recursos para que lo hagan ellos mismos", comentó
 
Al cuestionarle sobre la política como la pasión de su vida, dijo que su verdadera pasión es la vida misma, pues aunque muchas personas hacen diferencia entre la política, los negocios y el amor, en realidad todo es lo mismo, ya que la vida lo construye todo pero es frágil.
 
No obstante, relató que en 1974 participó en la primera reunión y mitin político y estaba en la última fila, motivo por el cual ahora sabe lo que piensan los que están en ese lugar.
 
"Porque he estado ahí, pero lo que cuenta es que lo que vayan a elegir, lo que quieran hacer, lo hagan aunque estén en la última fila. Incluso periodista, político, cantante, lo que cuenta es que estén orgullos de lo que hacen", comentó ante la risa de los periodistas presentes.
 
La pasión es lo que cuenta, aseguró al puntualizar que hay fraternidad entre los que les gusta la vida, pues nunca se aburren de vivir.
 
"Yo tengo amor a la vida, no a la política", sostuvo al recordar que hay trabajos donde los retos son impensables, pues en su experiencia nunca hubiera pensando en atender un tema donde en el año de 1993, 30 niños de 5 años fueron secuestrados por una persona.
 
"Me dijeron que un hombre salió con dinamita para secuestrar a 30 niños de 5 años, la lección es no rechazar las pruebas o eventos, yo no estaba preparado pero salí a enfrentarlo".
 
Así pues, comentó la importancia de actuar, de hacer las cosas y no sólo decirlas.
 
"Pienso que nada tiene que ver decir: ‘voy a hacer’. Lo que cuenta es hacerlo. Este tema era un drama, pero había que hacer algo de inmediato, uno no escoge los encuentros de la vida".
 
Sarkozy incluso criticó a quienes dudan en comprometerse y casarse y relató que el conoció a su esposa Carla y dos meses después se casaron, pues es un hombre de decisiones.
 
"La conocí un noviembre y en febrero nos casamos. Soy un hombre de decisiones, la vida es para los que se comprometen, es lo más importante; incluso si se equivocan", dijo.
 
Al preguntarle sobre su futuro político, Sarkozy dijo que sólo ambiciona ser feliz y para ello hay que hacer dos cosas: amar y trabajar.
 
"Hay que amar, porque sin amor la vida no es nada y hay que trabajar. No soy de los que ponen líneas entre vida profesional y familiar; es lo mismo son las dos cosas (...), el mensaje es para Carla", dijo.
 
Por último, dejó en claro que le encanta México y se sintió honrado al ser invitado por la fundación Telmex-Telcel para hablar con los jóvenes mexicanos.
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Clases a distancia