Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ramírez Arana pidió a Tránsito tomar cartas en el asunto de las grúas

Se debe obligar a los concesionarios a que notifiquen a qué corralón llevan los vehículos cuando son arrastrados

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 16/04/2015

alcalorpolitico.com

El diputado presidente de la Comisión de Tránsito, Transporte y Vialidad del Congreso local, Adolfo Ramírez Arana, pidió a la Dirección de Tránsito tomar cartas en el asunto en torno al servicio de grúas y obligar a los concesionarios a que notifiquen a qué corralón llevan los vehículos cuando son arrastrados.

No debe haber más arbitrariedades por parte de las empresas que prestan el servicio de arrastre y mucho menos permitir que los ciudadanos tengan que andar buscando a qué corralón fue llevada su unidad.

“Quien tiene el toro por los cuernos es la Dirección de Tránsito, no los empresarios o prestadores del servicio de arrastre, entonces la esa Dirección tendrá que requerirlos a que den aviso en que corralón está el vehículo y ellos tendrán que acatarlo”.

Las empresas particulares están obligadas a avisar de inmediato a la Dirección de Tránsito dónde es llevado el vehículo, así como las condiciones en que se encontraba.

Además recordó que la nueva ley establece que sólo se permite a las grúas el arrastre de una sola unidad, toda vez que hacían varios en un solo viaje, lo cual no está permitido.

Tiene que haber vigilancia por parte de Tránsito, pero también una estrecha comunicación con las concesionarias para que cuando una grúa se lleve un vehículo de inmediato reportar en qué condiciones está la unidad y en qué corralón para que el ciudadano esté enterado.

La Dirección de Tránsito y la Secretaría de Seguridad Pública tienen la facultad de retirar la concesión si las empresas no cumplen con los requerimientos.

Porque así está estipulado, no es un servicio de los concesionarios, y no son los que mandan. Esto recae en la Dirección de Tránsito, y ésta tendrá que asumir la responsabilidad para que los ciudadanos tengan un buen servicio y no anden buscando.

“Al final de cuentas ellos son sólo prestadores del servicio y deben seguir las condicionantes que acordaron para que les fueran otorgadas las concesiones, en caso de que las empresas no lo hagan puede ser una causa de que les retiren el beneficio de la concesión y que pase a manos de otra empresa”.

En lo que respecta al seguro que deben adquirir los dueños de estacionamientos, comentó que así como los ciudadanos para que circulen tienen un seguro de daños a terceros, la ley también establece que para mejorar el servicio de los estacionamientos y que los ciudadanos tengan la certeza de que si sufren sus unidades algún daño el estacionamiento debe responder.

Tanto los concesionarios de las grúas como los dueños de estacionamientos tendrán que cumplirla la ley, ya que de lo contrario deberán hacerse acreedores a sanciones incluso al retiro de la concesión, por ello, dijo para que la nueva ley esté en vigencia al cien por ciento, de inmediato la Secretaría de Seguridad Pública debe tener el reglamento, aunque reconoció que se tiene un plazo de seis meses para hacerlo.