Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Se manifestarán

Rechazo en Jalcomulco por hidroeléctrica; Alcalde se opone, pero dice que la solicitud de CFE está vigente

- Primo Bonilla refiere que el 80 % de la población depende económicamente de la producción de este río

- Pobladores aseguran que las seis presas a lo largo de la cuenca son para beneficio de la cementera

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 28/03/2011

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
La polémica que se ha generado desde hace varios años por la posible construcción de una hidroeléctrica con varias represas en la cuenca del río La Antigua y que integra al río Los Pescados no termina y, lo que es peor, nadie despeja las dudas.

De acuerdo con la información publicada en los medios de comunicación el proyecto se conoce como “Sistema Hidroeléctrico Pescados” y es promovido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a través de las empresas Manifestación de Impacto Ambiental (MIA); Planeación y Proyectos de la Ingeniería SC y Generadora de Energía S. de R.L. de C.V.

En éste se tiene proyectado construir presas o represas en las comunidades de Barranca Grande, Cosautlán, Limones, Campanario, Teocelo y Mahuixtlán.

En mayo del año pasado habitantes de Jalcomulco se manifestaron en la Plaza Lerdo de esta capital para exigir que la CFE detenga la construcción de esas seis presas a lo largo de dicha cuenca.

En aquel momento mostraron los puntos en donde ya existían construcciones y dijeron que aunque la CFE les argumentó que las presas son para beneficiar a la población, ellos sabían que en realidad era para beneficiar con electricidad a la cementera que se construye en la zona.

Los quejosos señalaron que el proyecto dejaría solamente el 10 por ciento del caudal del río para aprovechamiento humano, de tal suerte que se acabaría toda la vida acuática, además, se dejarían de producir toneladas de caña de azúcar, limón, papaya y muchos otros productos.

Sin embargo, también en aquel momento, la diputada panista Silvia Monje negó que la Comisión Federal de Electricidad tuviera interés en instalar una hidroeléctrica en dicho afluente y sostuvo que pugnaría porque el arroyo se mantuviera en uso agrícola y para actividades ecoturísticas.

Dijo que por propia voz del titular de la CFE, Alfredo Elías Ayub, no existía este proyecto y por lo tanto descartó la posibilidad de instalar seis presas en la zona.
“Se rumoró mucho hace unos meses y hoy tengo la certeza de parte de la CFE, de la Comisión de Energía y de la CONAGUA, de que el proyecto es mera ocurrencia de un diputado del PRD”, dijo Silvia Monge.

Incluso sostuvo que no había “autorización de arriba” para cambiar la veda de este río y de la que vive el 80 por ciento de la población de Jalcomulco.

Por su parte, el investigador del Instituto de Ecología (INECOL), Miguel Equihua Zamora, propuso que se abriera el debate sobre la construcción de las seis presas tratando de no mezclar intereses políticos o mezquinos para llegar a una solución real.

Consideró que, como todas las opciones tecnológicas, hay cosas buenas y cosas malas y en ese sentido habría que valorar los pros y contras “objetivamente”.

En las manifestaciones de hace un año se dio a conocer que la construcción de las presas afectaría a un millón 200 mil personas de los municipios Ixhuacán, Teocelo, Tlaltetela, Úrsulo Galván, Apazapan y La Antigua.

El actual alcalde de Jalcomulco, Primo Bonilla, reconoció que este tema ha sido desgastante y reconoció que existe una solicitud de que este proyecto se lleve a cabo.

Sin embargo, advirtió que está en contra y por lo tanto apoyará manifestaciones para que se detenga y es que recordó que el 80 por ciento de la población depende económicamente de la producción de este río.

“Sería un daño enorme a la población, entonces yo espero que quienes pretendan hacer ese tipo de presas entiendan que se generaría un estallido social”, alertó.

Añadió: “Yo espero que no se construyan y de construirse, yo soy el primero que diría que no a las presas, porque tengo una familia y sé que dañaría irreversiblemente”.

El delegado de la CONAGUA, Víctor Esparza, afirmó este fin de semana que la última palabra en la construcción de las presas sobre la cuenca la tiene el organismo Golfo Centro de la CONAGUA y, aunque la empresa tenga permisos de la SEMARNAT, si afecta a terceros no se autorizará.

El funcionario federal indicó que para que esto se apruebe se debe sacar adelante la modificación de veda de la cuenca del río La Antigua, que era impulsada por el Gobierno.