Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Reciben la primavera y los primeros rayos del sol en el Cerro del Macuiltépetl

Con ceremonia prehispánica celebran el equinoccio que entró ayer lunes a las 23:14 horas

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 20/03/2012

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Con una ceremonia prehispánica, los caminantes de Ollinmécatl, recibieron en lo alto del Mausoleo de los Veracruzanos Ilustres, conocido también como la pirámide del Cerro del Macuiltépetl, la llegada del nuevo sol justo antes de las 6 de la mañana.

Miguel Ángel Torres presidió la ceremonia donde se recordó el rito mediante el cual los ancestros recibían también a la primavera. La oscuridad poco a poco dio paso a un cielo enrojecido por el sol que asomaba en el horizonte.

Ataviados de blanco, con copal y flechas con plumas de aves, al sonido del caracol, un pequeño pero entusiasta grupo de personas, llegaron al amanecer al sitio donde recibieron los primeros rayos del sol que salieron alrededor de las 6:15 de la mañana.

“Tenemos que asumir la responsabilidad que tenemos con el planeta, con no contaminar, respetar; los Mayas lo decían de esta manera: el único sentido que puede tener la vida es encontrar el amor, pero el amor para nosotros mismos”, comentó Torres.

Recordó que los años bisiestos modifican la entrada del equinoccio de primavera, que tuvo lugar ayer lunes a las 23:14 horas.

Para las 6:30 de la mañana, el sol lucía un rojo radiante en el cielo y los caracoles le dieron la bienvenida. Finalmente, el sol adquirió su brillo. Quienes asistieron a la ceremonia cerraban los ojos para entrar en comunión con su espíritu y la naturaleza.

El equinoccio es un evento astronómico donde tanto el día como la noche tienen la misma duración y se marca el inicio de una nueva estación. Este fenómeno se debe a la inclinación del eje de rotación de la Tierra, la cual es de 23.4 grados respecto a su órbita. En invierno el Sol sale muy al Sur y empieza a moverse gradualmente hasta llegar al punto cardinal este y ahí es donde se da el equinoccio.

Torres comentó que las comunidades prehispánicas por años han celebrado el equinoccio de primavera como una fecha fundamental no sólo para ellos, sino también para la tierra.

También este martes, alrededor de las 11:30 de la mañana, se realizará otra ceremonia en el Cráter del cerro del Macuiltépetl.

“El año pasado tuvo muy buena respuesta, hicimos una pequeña al fuego con copal, algunos cantos que definitivamente tienen un sentido en la tradición que nos permiten la reflexión”.

Señaló que es una forma de estar en armonía no sólo en lo personal, social sino también con la naturaleza.

“Reflexionar que tierra es mi cuerpo, agua es mi sangre, viento es mi aliento y fuego mi corazón; ahí están todos los elementos”.

Señaló que la ceremonia es un motivo de fiesta justo porque celebran la conciencia y el despertar a darse cuenta de la importancia de cuidar el ambiente.

Por ello recomendó a quienes asistan a estos eventos no sólo a vestir de blanco, sino que lleven disposición de estar atentos para recibir con ánimo esta primavera.