Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Reforma electoral sigue trabada en la cuestin del financiamiento a partidos: Fredy Ayala

- Cofipe les otorga el 65% del salario mnimo y Gobernador propone 20% - En 15 das concluye el periodo de sesiones ordinarias y no avanza la reforma, dice Mancha Alarcn

Guadalupe L?pez Espinosa Xalapa, Ver. 15/07/2008

alcalorpolitico.com

A 15 das de que concluya el periodo de sesiones ordinarias del Congreso local, la reforma electoral no avanza y sigue trabada en lo que concierne al financiamiento a partidos polticos, cuya reduccin, como lo plantea el Ejecutivo en su iniciativa, no agrada a los diputados del PAN, PRD y Convergencia que presentaron su propia iniciativa en la materia.

En financiamiento la diferencia es que a nivel federal el PRI, el PAN y el PRD votaron y aprobaron la reforma constitucional que establece que 65 por ciento del salario mnimo vigente en los estados, multiplicado por el total de electores, es la cantidad que se destina al financiamiento ordinario de los partidos, y aqu la iniciativa de reforma electoral del gobernador Fidel Herrera plantea que solamente se les destine el 20 por ciento del salario mnimo, con lo que se reduce considerablemente esa partida.

El diputado Fredy Ayala Gonzlez, coordinador del Grupo Legislativo del PRD, seal que en el dictamen que preparen las Comisiones de Justicia y Puntos Constitucionales y de Organizaciones Polticas y Procesos Electorales, quiz se incluyan aspectos de ambas iniciativas, pero lo fundamental es que se incorpore lo que se aprob a nivel federal.

Fredy Ayala puntualiz que la propuesta presentada por PAN, PRD y Convergencia no es una propuesta de la oposicin, sino que est basada en la reforma federal con la que el PRI, PAN y el PRD estuvieron de acuerdo.

No hay una confrontacin tal y creo que el PRI envi esa iniciativa y ellos han reconocido que faltaron algunas cosas.

Aadi que han estado platicando con el presidente de la Comisin de Justicia y Puntos Constitucionales, Francisco Portilla Bonilla, y les ha dicho que se van a incluir algunos de sus planteamientos, difcilmente va a quedar fuera algo de lo que se aprob a nivel federal, de lo contrario no podemos aprobarlo, es un mandato constitucional, superior, tenemos que acatarlo y adecuar en lo que se debe nuestra legislacin.

Consider que lo mejor es que se logre un dictamen que tenga el consenso de todas las fuerzas polticas porque de lo contrario, con un partido que estuviera en contra podr impugnarlo.

Apunt que su partido no est de acuerdo en que se reduzca el financiamiento a los partidos polticos, nosotros vamos a ser congruentes a cmo se aprob en el Congreso federal.

En ese aspecto del financiamiento, apunt Fredy Ayala, hay una gran diferencia, en todo lo dems no hay problema.

Por su parte, el diputado panista, Jos de Jess Mancha Alarcn, integrante de la Comisin de Justicia y Puntos Constitucionales, manifest que hasta ahorita no ha habido una pltica, que l sepa, entre los grupos legislativos de oposicin y el PRI, respecto a la reforma electoral.

El tiempo sigue corriendo, faltan 15 das para que se acabe este periodo y se espera que de ltima hora, seguramente, intenten presentar el dictamen ante el pleno, aunque aqu se necesitan las dos terceras partes, el PRI tiene que alcanzar la mayora calificada que se requiere para ese tipo de votacin que reforma la Constitucin local.

Agreg que los partidos polticos, por ser materia electoral, tienen derecho por s solos a la accin de inconstitucionalidad indirectamente, sin la tercera parte que requiere una accin normal; ellos pueden por s solos interponerla ante la Suprema Corte de Justicia de la Nacin.

Destac que los pristas no quieren aplicar la reforma electoral simplemente porque no les conviene y estn dndole largas hasta donde ms les sea posible.

Nosotros hemos demostrado que somos una oposicin responsable, pero adems, somos una oposicin digna, decente, en el sentido de que no nos dejamos sobornar para aprobar las iniciativas que perjudican al pueblo de Veracruz.

Nos mantenemos en pie, a pesar de todas las ofertas de soborno o de ddivas o de cualquier otro tipo de prebendas.