Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Regidores de Tecolutla piden al Congreso intervenir la Tesorería ante irregularidades del alcalde

Desde hace un mes el Cabildo no sesiona para aprobar el uso y aplicación del FORTAMUN

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 12/05/2010

alcalorpolitico.com

Por enésima ocasión ediles del Ayuntamiento de Tecolutla piden la intervención del Congreso del Estado para revisar la tesorería Municipal y poner “orden en esa comuna”, toda vez que el munícipe Fernando Hernández Méndez ha incurrido en una serie de irregularidades.

Eusebio Santés González y Hugo Ortega de Luna, regidores de Tecolutla, aseguraron que el alcalde tiene observaciones del ORFIS por 14 millones de pesos de la cuenta pública 2008, asignó obras sin la respectiva licitación y no ha convocado a sesiones de Cabildo desde el año pasado y pese a ello, ya solicitó autorización al Congreso del Estado para contratar una línea de crédito por más de 7 millones de pesos desde el año sin la venia de los regidores y el síndico.

Al considerar la situación como “grave” los ediles entregaron en las Presidencias de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política, así como en la Secretaría de Fiscalización, una petición por escrito para que se intervenga la Tesorería de Tecolutla.

“Estamos haciendo un llamado a tiempo para que Tecolutla no caiga en esa lista negra. Son muchas las necesidades pero no se atienden las demandas de la gente, el alcalde actúa como él quiere y no respeta al Cabildo ni toma en cuenta al pueblo”.

Tan sólo explicaron que hasta lo que va del presente mes el Cabildo no sesiona para aprobar el uso y aplicación del FORTAMUN, mismo que debe aprobarse por el alcalde, el síndico, y los 5 regidores.

Además se desconoce por qué el munícipe está solicitando a la Legislatura estatal autorización para contratar un crédito por 7 millones de pesos sin el aval del cuerpo edilicio.

En cuanto a las obras proyectadas para este año, dijeron que algunas ya están asignadas sin licitación pública y están pagadas pero en la realidad no han empezado.

“Sólo vemos que los constructores llegan a la oficina de la Tesorera y salen con documentación. Vemos obras aisladas en las comunidades y eso nos hace pensar de malos manejos y del riesgo que hasta la tesorera se esté brincado al cabildo”.