Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Reliquias de Juan Pablo II llegaron a Orizaba; creyentes y enfermos se dieron cita

- Esperan recibir un milagro del Beato y se unen a la petición de paz que todos han hecho

- Se realizó una ceremonia en la catedral de San Miguel Arcángel

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 22/09/2011

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Enfermos de Parkinson, cáncer, diabetes, personas en sillas de ruedas, ciegos, sordos, todos se dieron cita desde muy temprana hora para esperar las reliquias del Beato Juan Pablo II, la idea era sólo poder tocar el cristal donde estas son trasladadas. Por otro lado la población en general se unió para pedir paz.

Con el ánimo de creer, la población se dio cita en las principales calles por donde transitarían estas, esperando recibir un milagro o en su defecto sumándose a la petición que en la actualidad se tiene: la paz.

Como en todos los demás lugares del estado de Veracruz por donde estas pasaron, en Orizaba, el fervor no se hizo esperar, la gente lloraba, gritaba, se alegraba de ver pasar esta caravana; y fue en la catedral de San Miguel Arcángel donde el obispo Marcelino Hernández las recibió.

Después las ingresaron hasta el altar para iniciar con una ceremonia donde, desde el prelado hasta los sacerdotes coincidieron en expresar que el país vive en un clima de mucha violencia y que por ello la gente debe unirse en oración y pedir: Paz.

Tras 60 minutos de cantos y palabras de ánimo, inició el acercamiento de la gente hacia las reliquias. Aquí los niños, jóvenes, adultos y ancianos, todos querían tocar el cristal que contiene las reliquias del Beato.

Autoridades de la Diócesis de Orizaba indicaron que esperan la visita de un promedio de 50 mil personas a este sitio, por ahora sólo han arribado pobladores de Orizaba y municipios cercanos, pero se espera que en el transcurso del día lleguen habitantes de todos los decanatos, es decir de 28 municipios.

Hasta las 11:00 horas la fila para poder pasar a donde está todo lo que en su momento perteneció a Karol Wojtyla, daba tres vueltas al parque Apolinar Castillo que es el que colinda con la Catedral.

Las reliquias son resguardadas por un fuerte dispositivo de seguridad de parte de la policía estatal y municipal, así como protección civil, Cruz Roja y los laicos están al pendiente de lo que se pueda ofrecer con la gente que llega hasta este templo.