Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Reporta al taxista del 1782, que por cinco pesos intentó atropellarlo de reversa

Investigó el nombre del propietario y espera que las autoridades procedan por la agresión

Xalapa, Ver. 17/06/2010

alcalorpolitico.com

Buenas noches estimado editor.

Es la primera vez que escribo a un diario, y esta vez, llevado por el coraje y un poco de ira, quiero hacer público el maltrato que sufrí sobre un taxi de la ciudad de Xalapa. Su humilde servidor, lleva un año tomando taxis desde el barrio del Dique hasta la colonia Ucisver.

Algunas veces, me he topado con conductores muy amables, a los cuales les he agradecido me hagan llegar a mi casa por la módica cantidad de 35 pesos. Pero, esta noche del 17 de junio de 2010, cerca de las 2 de la mañana, he llevado el coraje de mi vida, junto con un susto tremendo.

Cuando, como de costumbre, abordé el taxi 1782 en el barrio del Dique, e igualmente como de costumbre, le pregunté al conductor si estaba de acuerdo en llevarme hasta la Ucisver, un poco después del pavimento, adentrándonos un tramo de terracería, por 35 pesos. Él y su acompañante (mujer) aceptaron y abordé el taxi. Sin embargo al llegar al fin del pavimento, el taxista me preguntó si ahí me bajaría y yo respondí que no, que faltaba el tramo de terracería.

Comenzó a adentrarse, pero no había avanzado más de 50 metros, cuando me dijo que no serian 35 pesos, a lo que me limité a responder: -Es lo que me cobran. El siguió adentrándose hasta llegar a donde me bajaría. Sabiendo lo mañosos que resultan, de vez en cuando, me limité a darle los 35 pesos en un billete de 20 y quince pesos en moneda. A lo que volteo y comenzó a regañarme, diciéndome que me había advertido que sería más dinero, si se adentraba más, a lo que sólo me limitaba a responder: Es lo que me cobran, don.!

Y aparte de eso, no contaba con más dinero, por esa razón le pregunté antes de abordar, si aceptaba el precio por el servicio.

El taxista, en su enojo también, reverseó la unidad 1782 y se dispuso a regresarse sin que yo me hubiera bajado de la unidad. Le dije, aquí me quedo y él respondió que no, que me regresaría a donde los 35 pesos me alcanzaban. Yo le advertí que me bajaría aun con la unidad en movimiento, acto seguido, abrí la portezuela, mientras el conductor continuaba su marcha a una velocidad considerable, baje el pie y tropecé, pero no caí al suelo.

Cuando vio mi decisión de bajarme, detuvo su marcha, a lo que en mi coraje por casi tirarme y quizás herirme, azoté la puerta. y comencé a caminar de regreso a mi casa, cuando inmediatamente escuché un acelerón de la unidad en reversa. El taxista me aventó la unidad en reversa. De no haber sido que corrí y me aventé hacia un monte junto al camino, el carro me habría atropellado. A lo lejos oí el grito de la señora copiloto que le dijo, ya cálmate. Y dejó de acelerar, y comenzó a alejarse mientras yo no dejaba de mentarle la madre con una piedra en la mano, pues el seguía haciendo señas de bajarse del vehículo para golpearme. Estuve a punto de asestarle un golpe al medallón del taxi, pero una fuerza mayor me detuvo. No querer problemas.

No obstante, hago del conocimiento público este suceso para que tengan cuidado con los taxistas de Xalapa. Existen algunos que por 5 pesos pueden llegar a intentar atropellar a la gente. Señor editor, me agradaría se publicara esta nota de desprestigio hacia el taxi 1782 con placas del estado 9056-XCL y que encontré en la red con el nombre del propietario ERASMO TRUJILLO MORALES. Para que sea vetado, castigado de ser posible, afán de evitar alguna tragedia posterior.

Agradecería omitiera mi nombre y mi correo electrónico, con la finalidad de evitar represalias de taxistas "prepotentes" como este.

Muchísimas gracias.

¡Dios te bendice!