Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Restaurantes de Veracruz ofrecen empleo pero “millennials no quieren hacer esfuerzo”

- Empresario David Castañeda afirmó que faltan meseros; jóvenes quieren empezar como “patrones”

- “No quieren trabajar fines de semana y es cuando tenemos mayor actividad”

Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 22/11/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
A pesar de la pandemia, sí se está ofertando trabajo en los restaurantes, el problema es que la gente no está llegando a solicitar el empleo, indicó el empresario del ramo, David Castañeda, quien destacó que hay faltante de meseros pues por lo regular los jóvenes ya no quieren empezar desde abajo, pretenden llegar al empleo como gerentes o capitanes.

El también integrante de la CANIRAC, comentó que en este momento falta el 30 por ciento de meseros en los establecimientos que expenden comida.

"Sí estamos ofreciendo vacantes pero la gente no está llegando, hay oferta de trabajo porque están abriendo nuevos restaurantes pero se nos vuelve complicado poder encontrar. Se te va un mesero, se te va un cajero y se te va alguien de cocina y es difícil poderlos reemplazar y no es por el tema de los salarios.



“Tiene que ver con otro tema, por ejemplo el hecho de que no quieren trabajar los fines de semana cuando la gente descansa y es cuando nosotros tenemos mayor actividad".

Apuntó que en el caso de los jóvenes cuando se les entrevista, lo que ellos manifiestan es que quieren ser patrones, jefes, no quieren esforzarse, no quieren pasar por el proceso de aprendizaje y capacitación.

"Al llegar con nosotros con ocho horas que deben trabajar y un día de descanso y todavía trabajar el fin de semana, es un impacto para quien pide el empleo; la mayor rotación que tenemos es en meseros".



Además otro problema es que los meseros de banquetes no es igual que uno de restaurante, pues el primero sirve los platillos, pero no tiene que tomar la orden, estar en mucho contacto con el cliente, así como tampoco esmerarse en dar una buena atención.

"Creo que en el caso de los jóvenes, de los millennials, no quieren hacer esfuerzo y en el restaurante esa es la parte más significativa de la atención al cliente porque define el éxito o fracaso en la empresa, pero ya no quiere el escalafón desde garrotero, aprender, pasar un examen y que el mismo cliente a través de una evaluación diga que ya está capacitado".