Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Rompen cadenas y por la fuerza, Comités Regionales recuperan edificio de la CNC

- Ante la violenta irrupción de hombres armados y encapuchados, Julio Espinosa y su gente salió corriendo por la azotea

- Arriban campesinos y abren el inmueble que el grupo inconforme mantenía en su poder desde el año pasado

- Notario se presenta al lugar para dar fe del desalojo, en el que no hubo heridos

?ngeles Gonz?lez Ceballos 18/03/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Finalmente, luego de amagar con el desalojo por la fuerza desde antes de las 8:00 horas de este miércoles, un grupo de al menos 50 cenecistas, algunos encapuchados, con cabos de hacha, picos, palos, vigas de madera y gas lacrimógeno, logró desalojar al grupo de José Julio Espinosa Morales, que mantuvo el edificio cerrado por más de ocho meses.

Fueron horas de calma tensa, pues desde las 11:00 horas aproximadamente no sucedió nada. Cerca de las 14:00 horas soltaron la versión de que a las 14:30 horas entrarían, pero no fue sino minutos después de las 17:00 horas cuando se notó la presencia de un grupo de hombres que llegó a la Plaza San José armados con cabos de hacha. En ese momento un integrante del otro grupo hizo una llamada y pidió “refuerzos”, pero de manera inmediata sacaron también sus palos.

A los pocos minutos se acercaron a la sede de la Liga de Comunidades Agrarias, donde habían sido “reforzadas” las rejas con más cadenas y, con una viga de al menos cinco metros, empujaron la reja; fueron diversos intentos. Mientras tanto, otros lanzaban gas lacrimógeno al grupo de José Julio Espinosa y éstos prendían fuego para evitar que se acercaran y lanzaron agua con cloro y agua con jabón.

Eran hombres jóvenes, vestidos de mezclilla, playeras y chalecos los que por más de una hora intentaron entrar por la puerta principal, por la cochera y finalmente lograron derribar la protección de una de las ventanas. En ese momento se soltó el rumor de que la gente de José Julio podía tener armas de fuego en el interior, que había que tener más cuidado de acercarse.

Rompieron cristales, corrían de un lado al otro intentando abrir las puertas principales, mientras José Julio y su equipo al verse en peligro subieron a la azotea y por ahí saltaron para escapar.

A unos cuantos metros de la Plaza San José se encuentra el Cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, pero en ningún momento se aparecieron, lo mismo sucedió con los elementos del IPAX, que aún estando enfrente de la sede la Liga de Comunidades Agrarias intentó acercarse, fueron simples espectadores.

Fue finalmente a las 18:00 horas cuando rompieron las cadenas de la entrada principal y entraron al edificio al grito de “¡sí se pudo, sí se pudo!”.

Durante todo el tiempo estuvo presente un representante de la Notaría número 30 a cargo de Manuel Díaz Rivera, para dar fe del desalojo y el estado en el que se encontraba el edificio.