Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Salinas y AMLO: ¡Acordaos de los idus de marzo!

Jorge Salazar Garca. 22/02/2021

alcalorpolitico.com

“Tiene que seguirse indagando (…) sigo lamentando el asesinato de Luis Donaldo Colosio” (AMLO, 2019).
 
Se aproxima un aniversario más del asesinato de Luis Donaldo Colosio (23 de marzo, 1994), candidato del PRI a la Presidencia de la República. El caso, nunca resuelto con transparencia, vuelve a tener notoriedad después de 27 años debido a que el supuesto asesino material (Mario Aburto) se declaró inocente en agosto del año pasado. Retomar la investigación serviría para enviar un aviso a aquel que manipuló las instituciones del Estado para eliminar evidentes vestigios de conspiración.
 
La mafia política de entonces, con el único propósito de sembrar la “verdad histórica” del “padre de la desigualdad en México” (Carlos Salinas de Gortari) logró callar testigos, desaparecer pruebas y alterar los expedientes del crimen. Resultando que Mario Aburto fue el único asesino.
 
El nuevo régimen pudiera aprovechar el próximo aniversario de ese magnicidio para quitarse de encima la perniciosa influencia de este siniestro personaje que no ha dejado de meter sus orejas en política a través de sus aliados, que son muchos y muy poderosos (INE, SCJN, gobernadores, empresarios, PJ, senadores, diputados, medios de comunicación, banqueros, etcétera). Al mismo tiempo, el hambre de justicia que vio Colosio en el pueblo de México, podría comenzar a ser saciada evidenciado al artífice de la venta del país. Pues fue a partir del sexenio salinista que se profundizaron la deuda externa y privatización de los bienes nacionales (comunicaciones, carreteras, cárceles, playas, energía, bancos) en beneficio de pocos privilegiados, al grado de heredarnos una deuda de más de 12 billones de pesos que repartida corresponde, hasta al mexicano que nace en estos momentos,  ¡100 mil pesos! Lo peor de todo es que las hienas nacionales y extranjeras continúan depredando la patria sembrando pobreza y muerte. Y todo gracias al saqueo más grande e impune de la Historia de México.
 
¿Era Colosio un político bueno?
 
Alfonso Durazo, (secretario particular de Colosio) dice que era un hombre bien intencionado. Del discurso pronunciado en el monumento a la Revolución pueden deducirse los dos sentimientos no compartidos con Salinas: su deseo de cambiar la política del abuso por otra más humana y su condolencia con el México “hambriento y sediento de justicia.
 
Como Salinas ya había renunciado a la soberanía nacional a favor de los voraces gringos cuando firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC). No podía correr el riesgo de incumplir su traición permitiendo ser sustituido por un personaje que abiertamente se oponía y condenaba la esencia del mercado: el ABUSO DEL PODER sobre los débiles. Para asegurarse de que tal eventualidad no ocurriera, él y los neoliberales planearon quedarse en el poder durante 24 años (1994-2018) para impedir la llegada de alguien que no comulgara con esa visión mercantil de gobernar y echara abajo las reformas estructurales convenidas. En ese sentido, debe reconocerse, fueron exitosos. Lo cumplieron (PRI-PAN-PRD) al pie de la letra. El costo ya la sabemos: miles de asesinato, 80 mil desaparecidos, cárceles llenas, deuda perpetua, fraudes electorales, prostitución de la política y un país sin soberanía, industrial, alimentaria ni energética.
 
Salinas no tiene un pelo de tonto, sabe que en agosto próximo se consultará a los ciudadanos sobre si debe ser enjuiciado o no junto con las otras ratas neoliberales (Zedillo, Fox y Peña). Tampoco ignora que AMLO desclasificó algunos expedientes sobre el asesinato de Colosio ni la declaración de inocencia de su presunto asesino. Por esas razones y para alejar la espada de la justicia popular debe andar moviéndose mucho en este trascendental  proceso electoral.
 
Los ciudadanos no deben esperar que Salinas sea encerrado en una cárcel por esa causa. Pero no por eso deben renunciar a conocer la VERDAD, pues ésta es inherente a la JUSTICIA. Por supuesto resolver el caso Colosio significaría la liberación de Mario Aburto, quien por cierto en octubre pasado solicitó ampararse contra la disposición del exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana ALFONSO DURAZO por haberlo trasladado a otro penal e incomunicarlo después de haberse declarado INOCENTE. ¿Qué motivos causaron ese traslado? ¿Por qué le siguen impidiendo a Mario Aburto contacto personal con su familia? ¿Será acaso porque se destaparía una caja de pandora?, ¿Cuántos políticos y funcionarios públicos actuales aparecerían como cómplices de Salinas en aquel crimen?
 
La frase del titulo se justifica considerando que el asesinato de Colosio igual que el de Julio César fue un magnicidio perpetrado en marzo, ambos derivados de una conspiración. Se cuenta que Marco Julio Bruto, sobrino del César y participante directo en el crimen, la pronunció reclamándole al general Cayo Casio Longino haber permitido a sus tropas actos alejados de la justica, como la rapiña en Asia. Le dice: ¡Acordaos de los idus[1] de marzo! ¿No fue por hacer justicia por lo que corrió la sangre del gran Julio?
 
Al presidente López Obrador le vendría bien también acordarse de los idus de marzo, pero para traer la verdad sobre la inmolación de Colosio cuyo fruto fue la instauración del SALINATO sangriento, INJUSTO y depredador que canceló el futuro de varias generaciones de mexicanos.
 
Continuará… Mario Aburto se declara inocente y…lo aíslan
 
[1] Voltaire, “Diccionario Filosófico”. Pág. 619 (pdf). Los idus eran los días 13 de los meses de marzo, mayo, julio, octubre. Destaca marzo, conocido como "idus de marzo" que designaba al día 15 dedicado al dios de la guerra Marte. Generalmente eran jornadas de buenas noticias, sin embargo, durante ellos Julio César fue asesinado en el año 44 a.C. a pesar de haber sido advertido por un vidente del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo. Ese día cuando iba al Senado, llamó al vidente y riendo le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado»".  Lo demás es Historia.
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax