Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac
Lo inaugur? el Gobernador

San Rafael Guzar y Valencia estrena su museo en Xalapa

- El palacio episcopal consta de 6 salas donde se expone objetos personales y su fretro - Se ubica tambin el Tribunal Eclesistico y una sala que lleva el nombre del Obispo Sergio Obeso - Improvisados guaruras de la Arquidiocesis cerraron las puertas a los verdaderos devotos y a la prensa

Ylia Ortiz Lizardi Xalapa, Ver. 17/10/2008

alcalorpolitico.com

Con la asistencia de la grey catlica y la clase poltica veracruzana, fue abierto el Museo San Rafael Guzar y Valencia que a lo largo de sus salas expone los hechos extraordinarios de la vida del santo mexicano, as como sus objetos personales.

A iniciativa de la Arquidicesis de Xalapa, fue creado este espacio diseado, no para albergar un museo, sino para perpetuar la memoria del santo que a travs de sus 6 salas estratgicamente diseadas por especialistas da a conocer y difunde su vida y obra.
Una de la salas expone el fretro en el que se traslad al santo desde Mxico, se le vel en Catedral y se le dio sepultura en 1938. Se trata del mismo atad donde se hall su cuerpo incorrupto 12 aos despus en mayo de 1950. Otra de las salas est dedicada a la exhumacin de San Rafael y una ltima dedicada a los procesos de beatificacin y canonizacin.

Este palacio episcopal que se ubica en el mero corazn de Xalapa, en la calle de Jurez, es sede del Tribunal Eclesistico y una sala que lleva el nombre del Obispo Sergio Obeso, cafetera y las oficinas de Comunicacin de la Arquidicesis

Sin embargo el acto de inauguracin tan esperado por los verdaderos devotos, result un evento social VIP, ms que religioso, donde el amor al prjimo que tanto proclaman los catlicos, se qued guardado en sus libros de enseanza. A los verdaderos devotos los dejaron afuera.

Improvisados guardias de la Arquidicesis de Xalapa se reservaron el derecho de admisin, dejando fuera no slo a los representantes de la prensa a quienes impidieron hacer su trabajo y no slo eso, ante la insistencia de reporteros por acceder al palacio episcopal, se gener la violencia y un reportero grfico fue inclusive empujado y golpeado por los piadosos vigilantes.