Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Se agravaron problemas de pobreza, analfabetismo y enfermedades en el país: Diputado

- Políticas de gobierno que afectan a los indígenas impiden el desarrollo de México, dijo

- Considera que la explotación minera, así como la “guerra contra la delincuencia” potencian la conflictividad social

Jessica L?pez M?xico, D.F. 27/05/2014

alcalorpolitico.com

El legislador federal perredista Carlos de Jesús Alejandro reveló que el poco crecimiento económico del país y la creciente delincuencia contra los sectores vulnerables detendrán las ocho metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas, que ya se habían acordado.

Explicó que las formas de visión unilaterales que practica el gobierno, principalmente en políticas que afectan al sector indígena, como la construcción de infraestructura y la explotación minera en sus territorios afectarán las metas del Milenio.

De Jesús Alejandro señaló que sólo algunos países han avanzado en el cumplimiento parcial de los objetivos, mientras otros, lejos de abatir o reducir la pobreza o el hambre, los han acrecentado, como México.



“Aquí, como en otras naciones, existe una alta conflictividad social por la imposición unilateral de proyectos en territorio de indígenas, como una carretera en Tepoztlán; presas en La Parota, Guerrero, y en las Cruces, Nayarit; plantas eólicas en Puebla, Oaxaca y Baja California, y la exploración y explotación minera en más de 90 por ciento de tierras de indígenas”, mencionó.

Para el congresista la exploración y explotación minera, así como la “guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada”, potencian la conflictividad social.

Carlos de Jesús Alejandro señaló que, debido al evidente incumplimiento de compromisos por parte de estados nacionales, como el mexicano, en 2015, Naciones Unidas emitió la iniciativa Agenda para el Desarrollo Post 2015 y la Declaración Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.



En este maco, México y otros estados nacionales aún omisos en legislar y armonizar sus leyes en materia de derechos de los pueblos indígenas, deberían rectificar y reconsiderar sus políticas

Por ello, en el marco de la Agenda post 2015, el legislador perredista recomendó que los Estados miembros cumplan sus compromisos y armonicen sus normas nacionales con el marco jurídico internacional establecidos en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Pidió legislar en materia de consulta y el consentimiento libre, previo e informado de los ciudadanos, en particular de los indígenas respecto a los proyectos en sus territorios, lo cual le permitirá, junto con otras estrategias, garantizar el desarrollo integral y con identidad para sus pueblos.



También recomendó a los Estados miembros cumplir con la Resolución de la Asamblea General que mandata la realización de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas y a que el documento final se apegue a las demandas y expectativas de las organizaciones y pueblos originarios del mundo.

Recordó que los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas corresponden a ocho metas que los 191 Estados Miembros del organismo internacional acordaron tratar de alcanzar para 2015, por lo cual se comprometieron a trabajar para abatir aquellos fenómenos.