Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Se cierran las Jornadas Estridentistas y empieza el Festival Estridentópolis 2013

La programación anual de este evento contará con una oferta cultural de distintas expresiones artísticas naturales e importadas

Sabino Cruz V. Xalapa, Ver. 11/07/2012

alcalorpolitico.com

Desde el pasado 16 de mayo y hasta el 10 de julio se realizaron en diferentes espacios culturales de la ciudad las jornadas “Los horizontes del Estidentismo”, para revalorar, difundir y posicionar en el imaginario colectivo el movimiento vanguardista conocido como Estridentismo que nace en la ciudad de México en 1921, se traslada a la ciudad de Puebla y tiene su consolidación en Xalapa de 1925 a 1927.

Estas charlas/conferencias, buscaban refrescar en las nuevas, y no tan nuevas generaciones, los contenidos, alcances y continuidad del movimiento poético literario conocido como Estridentismo” encabezado por Manuel Maples Arce, Germán List Arzubide, entre otros y quienes desde su hacer poético/literario pugnaban por la renovación del arte, sus soportes materiales, así como su distribución y consumo, pero sobre todo, manifestaban un abierto rechazo a las “momias académicas y de los poetas en cuclillas”.

El martes próximo pasado la doctora Esther Hernández Mirón ofreció un repaso de la trayectoria de ese grupo de “jóvenes” que buscaban reivindicar su estar en un tiempo y espacio que les era completamente ajeno, con propuestas estilísticas y estéticas no correspondientes con los avances tecnológicos, las nuevas relaciones sociales, económica, políticas y de las ideas.

Además de esta forma de materialización de sentimientos y emociones, los martes que preceden al cierre, la antropóloga Anaíd González Hernández, propuso una “revisión panorámica” del movimiento, mientras que la doctora Elissa Raskin lo planteó desde “una perspectiva regional”; por su parte el antropólogo Julio César Martínez, Josué Martínez Rodríguez y Joan Javier Vázquez Acosta, abordaron el Estridentismo desde la plástica, en tanto que los músicos Julieta Varanassi y Enrique Salmerón lo hicieron desde el campo de la música, dando cuenta de compositores hasta el momento poco reconocidos como participantes del movimiento.

Del proyecto modernizador del general, Heriberto Jara Corona, dieron cuenta los maestros Vicente Espino Jara y Azamat Méndez Suárez; ambos ejemplificaron las obras que el estadista realizó, las iniciativas que no pudo llevar a cabo y los “vestigios” que aún guardan la memoria de aquellos tiempos: el Águila de Rectoría, el Estadio y su conjunto escultórico.

La parte escénica estuvo representada por el grupo de improvisación de la Facultad de Teatro, dirigidos por la maestra Adriana Duch, quienes recrearon los avatares del poeta veracruzano Manuel Maples Arce a su llegada a la gran capital, el encuentro/desencuentro con los grupos artísticos y su final convencimiento de que eran las letras su medio de comunicación literal y metafórica. Esta escenificación concluye con participación de la doctora Clemencia Corte Velasco, de la Universidad de las Américas, leyendo algunos poemas “estridentistas” de Germán List Arzubide y Manuel Maples Arce.

La parte visual del movimiento fue presentada a través del cine y sus intentos por abarcar más espectadores. El historiador y crítico de cine Juan José González Mejía, demostró la afinidad del movimiento con el cine mudo expresionista y cómo éste inspira al pintor Ramón Alva de la Canal para la composición de cuadro “El café de nadie”, némesis del Estridentismo.

La penúltima jornada rescató algunos textos dramáticos escritos para teatro guiñol de Germán Lizt Arzubide, director de la Revista Horizonte, a través de alumnos del Colegio Preparatorio de Xalapa, “Prepa Juárez”, dirigidos por el maestro Clemente Landa. El grupo de jóvenes preparatorianos revivieron el conflicto añejo de la función de arte: arte con causa o arte por arte. La naturalidad de estos nóveles actores, revivió la formación socialista que el poeta recibiera durante su estancia en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Al concluir cada una de las sesiones se anunciaba que con el cierre de las jornadas se daba paso a la apertura del Festival Estridentópolis 2013 y que tanto los convocantes como el público asistente, asumían el compromiso de trabajar para hacer de este evento un producto cultural de la ciudad.

En tanto que desde hace años la ciudad capital de los veracruzanos no cuenta con un festival propio de la municipalidad [con la salvedad del recién Festival Urbano Xalapa 2012]; ya que los que hasta ahora se realizan son iniciativa tanto del Gobierno del Estado como de la Universidad Veracruzana: Hay Festival, Junio Musical y los malogrados Festival Pascua Florida y del Centro Histórico, la programación anual de un evento de esta naturaleza atenderá la necesidad de contar con una oferta cultural en donde converjan las distintas expresiones artísticas naturales e importadas.

Estridentópolis 2013 puede ser el inicio de los que hace sesenta años lo fueron las Jornadas Cervantinas en Guanajuato, si y sólo sí, desde hoy tomamos en nuestras manos el desarrollo de las sensibilidades y gusto de cientos de niños y jóvenes, padres, abuelos, amigos y hermanos; si y sólo sí autoridades municipales, poetas, escritores, pintores, escultores, bailarines, dramaturgos, actores, arquitectos e integrantes de la sociedad civil suman talentos, habilidades, actitudes y valores para hacer de Xalapa una ciudad culta, segura, amable, progresista, humana y en perfecta armonía con los sentidos y sentimientos.

Como parte del equipo que diseñó y ejecutó este proyecto, me sumo el compromiso de los convocantes y todo aquel que sienta suyo esta iniciativa de gestar, gesticular y administrar los recursos humanos, financiero, tecnológicos para que la ciudad sea nuevamente un referente cultural; sea por la vía del Festival Estridentópolis 2013 o de cualquier otro de su tipo.

El horizonte desplegado por los estridentistas sigue presente en el deseo de cambio y el anhelo de una renovación nacional, la libre elección de la convivencia social/individual, la rectoría del propio cuerpo y sus placeres, la expresión de las ideas, así como garantizar la ejecución de los derechos culturales, de respeto a la diversidad de idioma, religión, color de piel y origen.

La revisión continua del andamiaje cultural, artístico e intelectual que sostiene el prestigio de la ciudad, es un ejercicio para que las generaciones presentes y futuras reconstruyan sus signos de identidad y afiancen su sentido de pertenencia. Los trabajos que especialistas presentaron deben desencadenar reflexiones de todo tipo y nivel académico/intelectual/artístico que sirvan de soporte para la reflexión urgente que como sociedad civil debemos realizar a fin de entender y encontrar vías alternas para salir de estado social, político y cultural en que nos encontramos.

Por último sea este medio para hacer un público reconocimiento a Vicente Espino Jara, por su compromiso con el arte, la cultura y la salvaguarda de los bienes patrimoniales de la ciudad, en especial los tesoros bibliográfico. Su expedita acción para fortalecer y/o apuntalar políticas culturales, le convierte en referente inmediato del pasado, presente y porvenir de Xalapa.

De igual manera merece un reconocimiento la alcaldesa Elizabeth Morales García, en la persona del maestro Enrique Salmerón Córdoba, coordinador de arte y cultura, quien le apuesta a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de esta ciudad, a través de la ocupación de los espacios públicos, bajo la regencia de la creación, distribución y consumo de los productos simbólicos.
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Top Spin Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado