Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Se derrumba el guila y toca fondo

Juan Carlos Plata Xalapa, Ver. 15/05/2007

alcalorpolitico.com

En 18 juegos que ha dirigido el dominicano Bernardo Tatis, el guila ha acumulado slo 4 victorias (una contra Yucatn, dos ante Tigres y una a Campeche), y ha perdido 14 (5 con Leones, 4 con Tigres, 2 con Piratas y 3 contra Olmecas).

Tatis tom el timn jarocho con el equipo ubicado en quinto lugar de la zona y ahora se encuentra en el ltimo lugar.

En seis series disputadas el saldo es evidentemente negativo. Los nmeros acumulados son los siguientes: 17 victorias, 30 descalabros, y se encuentran a 14 juegos del primer lugar que comparten Diablos y Tigres.

El picheo, hasta hace 2 semanas fuera el cuarto de la liga, ahora es el octavo, con 4.55 de carreras limpias admitidas en 415 entradas y un tercio. Los lanzadores jarochos han permitido 448 hits 48 cuadrangulares), 245 carreras (210 de ellas limpias); han regalado 166 bases por bolas y ponchado a 22 oponentes.

Los pitchers abridores han ganado 12 juegos y perdido 16; mientras que los relevistas han ganado apenas 5 y perdido 14.

El gran problema que enfrentar Tatis durante esta semana, es que los pitchers 1 y 2 de la rotacin estn lesionados, el cubano Hansel Izquierdo tiene un esguince en el codo derecho y estar fuera una semana como mnimo, y Adolfo Garca Layna sufre un esguince en la rodilla derecha, sin que hasta ahora se sepa cuntos das estar fuera de circulacin.

La ofensiva, que en la ltima semana vivi uno de sus peores momentos de la temporada, promedia .270, con 428 hits (33 de cuatro esquinas), 211 carreras impulsadas; los bateadores emplumados han recibido 191 boletos gratis y se han ponchado un total de 261 ocasiones.

Nmeros que slo les alcanzan para compartir el ltimo lugar de la liga, empatados con los Piratas de Campeche.

En este rengln, la ltima vez que el orden al bat jarocho se vio slido fue en el tercer juego de la serie contra Campeche (cuando anotaron siete carreras), pero se espera que con la llegada del norteamericano Pat OSullivan (quien sustituy al venezolano Rafael lvarez) y del curazaleo Randall Simon (que lleg en lugar de Bryan Nelson), los nmeros ofensivos de la novena roja se incrementen y pongan al equipo en la pelea.

La nica buena noticia, parece ser que el dominicano Willis Otaez ya estar de regreso para la serie contra Oaxaca, ya recuperado del accidente automovilstico que sufri el viernes pasado. Por lo que Tatis podr utilizar a los tres extranjeros en la parte media del orden al bate.

Esta serie de malos resultados, tambin han impactado en la tribuna, ya que la gente, que en un principio acuda en mayor nmero a los juegos de local, ha empezado a pensarlo dos veces y las entradas han sido cada vez menores.

Se ha dicho que el picheo de relevo ha sido la clave para la mala racha, pero lo preocupante es que el mal se ha esparcido a otros departamentos (ayudado por las lesiones), y ahora ni la ofensiva ni el picheo abridor ha sido el de inicio de temporada.

Si algo ha caracterizado a Bernie Tatis desde su llegada a Mxico desde su poca como jugador ha sido la bravura y el coraje, talante que suele imprimirle a las novenas que dirige, por lo que se puede esperar que los Rojos del guila una vez empapados de la filosofa y acostumbrados al trato con Tatis vuelvan a ser el equipo peleador y aguerrido que fueron el inicio de la campaa.

Poco antes del inicio de las hostilidades de la liga, la directiva dijo que este ao se intentara tener un equipo ms concentrado, y precisamente por eso se dej ir a jugadores que haban cumplido su ciclo o que no haban rendido lo esperado en el equipo, y se trajo a peloteros nuevos y de probada calidad.
La expectativa sigue siendo alta, dado el potencial de la novena, pero las dos semanas anteriores nos han enseado al mismo equipo de aos anteriores, que slo sobrellevaba la campaa y no aspiraba a nada serio.

Es hora de que los jugadores, el cuerpo de coaches y la directiva empiecen a cumplir con las expectativas creadas antes de la temporada, porque hay con que hacerlo.