Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Sector Salud discrimina a indígenas en sus clínicas y prefieren ir con el doctor Simi

Investigación de la Universidad Veracruzana determina que persisten enfermedades que serían 100 por ciento curables

Edith Escal?n Xalapa, Ver. 12/05/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Indígenas nahuas y popolucas en el sureste de Veracruz han dejado de asistir a las clínicas del sector salud cuando necesitan tratamiento médico. Una investigación realizada en 2009 por académicos de la Universidad Veracruzana (UV) reveló que los pobladores ahora prefieren las consultas de 20 pesos que ofrecen las farmacias de similares.

“La marginación, pobreza, analfabetismo y monolingüismo son factores que el sector no considera para ofrecerles una atención equivalente a la que brindan en zonas urbanas”, aseguró Elda Montero, responsable del estudio que incluyó encuestas y entrevistas a pobladores de cuatro municipios de alto rezago social: Mecayapan, Pajapan, Soteapan y Tatahuicapan.

En ellos, 38 por ciento de la población es analfabeta; más de 76 por ciento habla una lengua indígena (nahua o popoluca); 3.4 por ciento no habla español, y 95.8 por ciento de las localidades tienen menos de dos mil 500 habitantes. Además, para atender a más de 68 mil personas, existen sólo 25 clínicas de salud.

Según el estudio, éstas se encuentran constantemente saturadas, sus horarios de atención no alcanzan para cubrir la demanda, sólo ofrecen consulta en español, falta equipo, suministros y medicamentos, y a excepción de las cabeceras municipales, son atendidas por enfermeras o pasantes de Medicina.

“Mucha gente simplemente no va al doctor, prefiere ir a la consulta de 20 pesos en las farmacias de similares que perder el tiempo en el intento”, lo que ha contribuido a la prevalencia de la tuberculosis, una enfermedad 100 por ciento curable: “Su prevalencia es, a fin de cuentas, derivada de esa discriminación”.

Sin dinero para transporte, un indígena camina tres horas para llegar de su comunidad a la clínica, la atienden en tres horas más, y para confirmar o descartar tuberculosis debe volver tres días seguidos con tres muestras de expectoración, que probablemente no sirvan para el diagnóstico porque las altas temperaturas –frecuentes en la región– la inutilizan durante el recorrido. Eso sólo si en la clínica no hay desabasto de los vasitos colectores.

Para Elda Montero es claro que existen “barreras que los indígenas no logran superar, a fin de cuentas, se trata de discriminación”. Esas condiciones son añejas: según la investigación, en 1993, el 69.7 por ciento de las personas que fallecieron por tuberculosis tenían una clínica de salud en su propia localidad.

En los municipios de estudio, de 2003 a 2007, 71 personas fueron diagnosticadas y tratadas por tuberculosis, 14 murieron por esta enfermedad, 10 de ellas habitaban en localidades que cuentan con clínicas de salud.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud, los estados de Veracruz y Chiapas –ambos con altos porcentajes de población indígena– y los estados de Baja California y Sonora –lugares de destino de migrantes de áreas rurales– reportan el mayor número de personas con tuberculosis pulmonar en la República Mexicana.