Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
En M?xico

Ser indígena es sinónimo de pobreza, ignorancia, analfabetismo y desnutrición

Muchas veces van a la cárcel injustamente porque no los entienden: Amado Xilohua Es uno de los 57 beneficiados con la Ley de Amnistía

Ylia Ortiz Lizardi Xalapa, Ver. 18/06/2007

alcalorpolitico.com

Ser indígena en México es hablar de los pobres que viven en la ignorancia, analfabetismo y desnutrición que les obliga a salir de sus pueblos en busca de oportunidades y enfrentarse a un mundo que no entienden ni los entienden y que los ha llevado a la cárcel a veces injustamente, y la Ley de Amnistía constituye para ellos el mayor de los beneficios como lo fue este día para internos que obtuvieron su libertad, tras años de encierro.

Es el caso de Amado Xilohua Mixcohua, quien al igual que otros 18 ciudadanos indígenas de las etnias Náhuatl, Popoluca y Totonaca, entre ellos una mujer, recibió su boleta de preliberación y refirió la cruda realidad de sus hermanos, durante un evento celebrado en Palacio de Gobierno que presidió el secretario de Seguridad Pública, Juan Manuel Orozco Méndez, acompañado del director Prevención y Readaptación Social, Cirilo Rincón Aguilar y otros funcionarios.

Xilohua Mixcohua, quien cursa el 5o semestre de la Licenciatura en Educación en el IVEA y trabaja como educador en el cereso de Zongolica, dijo, primero en su lengua y luego en español que en más de las veces los indígenas se han tenido que enfrentar a la ley sin tener el mayor apoyo de la sociedad para contar con un juicio justo que considere la particularidad de sus etnias, su cultura y sus costumbres, lo cual los ha llevado hasta la cárcel en algunos casos injustamente, reconociendo que en otros han equivocado el camino ofendiendo a la sociedad pagando sus errores.

Yo, manifestó, soy un ejemplo. Cuando llegué a la cárcel tuve mucho miedo, porque no sabía lo que me esperaba adentro. Vi que quien quiere descomponer su vida lo hace y paga las consecuencias, igual que el que se supera con los programas que se ofrecen en esos lugares “Por la bondad de la señora Rosa Borunda fue estudiado mi expediente y aprobada mi preliberación hace tres meses y esa es la razón por la que ahora estoy aquí frente a ustedes”.

Luego, Cirilo José Rincón Aguilar informó que en total se entregaron a 57 internos, actas de preliberación y explicó que la libertad anticipada es un beneficio que tienen los hombres y mujeres internos de todos los Ceresos, siempre que cumplan en tiempo y forma, con lo establecido en la Ley 350 de ejecuciones y sanciones y puntualizó, que las preliberaciones son un derecho que tienen los internos y es totalmente gratuito.

Pascual Hernández Ramírez, indígena de la sierra de Papantla y uno de los beneficiado con la Ley de Amnistía, fue el encargado de recibir simbólicamente las 19 actas de libertad y Amado Xilohua Mixcohua, preliberado del Cereso de Zongolica, en su discurso agradeció al Gobierno de Fidel Herrera Beltrán por atender las necesidades e ir resolviendo los rezagos que históricamente han marcado a las comunidades indígenas.

Rincón Aguilar mencionó que se sigue trabajando con el DIF Estatal y la Subprocuraduría de Asuntos Indígenas en el estudio de expedientes, considerando más libertades a indígenas candidatos al beneficio de la Ley de Amnistía.

En el evento estuvieron presentes Rubén Darío Mendiola Solano, Subprocurador de Asuntos Indígenas; Esmeralda Domínguez Verónica, Procuradora de la Familia, el menor y el Indígena; así como familiares de los beneficiados.