Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Sin garantía de imparcialidad, los nuevos órganos electorales estatales

- Investigadora de la FLACSO pidió controlar prácticas electorales del INE

- Si quieren trabajar en la confianza de electores, deben erradicar el fraude electoral, aseveró Irma Méndez

Jessica L?pez M?xico, DF. 07/02/2014

alcalorpolitico.com

La investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Irma Méndez de Hoyos, afirmó que los órganos electorales estatales son “altamente partidistas”, por lo que no dan garantía de imparcialidad ante las elecciones locales.

La profesora propuso controlar las prácticas electorales y que el nuevo instituto electoral, defina sus atribuciones y las de los órganos estatales, “para que la reforma cumpla su objetivo de elevar la calidad de las elecciones”.

En el marco del foro “Alcances y perspectivas de la reforma política para el proceso electoral 2014-2015", organizado por el Partido del Trabajo (PT), Méndez de Hoyos expresó que si en verdad quieren trabajar en la confianza de los electores, deben erradicar el fraude electoral.



“Controlar las malas prácticas electorales, pero desafortunadamente una de las grandes conclusiones en el mundo es que no hay manera de erradicarlas; hay manera de controlarlas, sancionarlas, castigarlas y ese es el propósito que tiene que lograr la Cámara en su conjunto”, mencionó.

El recién creado Instituto Nacional de Elecciones (INE) necesita precisar sus facultados y definir el papel que jugarán los medios de comunicación, admitió la investigadora, quien reveló que sólo en tres entidades se han aprobado los estatutos del servicio profesional electoral, y en el resto sólo existen en la ley.

Por su parte el exconsejero electoral del Instituto Federal Electoral (IFE), Jaime Cárdenas Gracia, opinó que al INE le hace falta moderar el papel de medios de comunicación así como regular el financiamiento privado en las campañas electorales.



En el marco de la discusión de leyes secundarias en el Congreso de la Unión, el también investigador precisó que la aprobación de las últimas reformas constitucionales han ido conformando un nuevo régimen, no sólo político o económico, sino jurídico, debido a que la mayor parte de las reformas no tienen nada que ver con los significados y alcances sociales y nacionales de la constitución de 1917.