Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Espacio Ciudadano

Sobre un pueblo y un puente

Jorge E. Lara de la Fraga 17/10/2013

alcalorpolitico.com

Los árboles llegan hasta mi ventana, como la voz anhelante de la tierra muda… R. Tagore.
 
La primera vez que escuché el nombre de Santa María Tatetla fue en la comunidad de Mata de Jobo, la tierra laboriosa de los Ortiz, Fontes, Colorado, Domínguez, Sartorius, Amezcua y Quezada, entre otras familias ejemplares que residen en esos lares campiranos. Fui a un evento cultural – educativo y me acompañaba mi amigo y colega de la infancia, el Mtro. René Ortiz Amezcua, oriundo de ese lugar. Al preguntarle hacia donde iba el camino por el cual transitamos, me dijo que por esa ruta se llegaba a una población de orígenes prehispánicos que es bañada por el río de los Pescados, mismo que desemboca en La Antigua. Supe después que tal poblado pertenecía al municipio de Jalcomulco, que está a 200 metros sobre el nivel de mar y que se localiza en un espacio abrupto entre las barrancas de Tuzamapan y Jalcomulco.
 
Saco a colación a Santa María Tatetla en este comentario porque leí una nota periodística y observé fotos donde se constata la dificultad de los habitantes de esa comunidad para atravesar la corriente de tal vía fluvial en estos tiempos de lluvias y temporales huracanados. Es de suponerse que varias personas de ese ámbito bucólico tienen la necesidad de comerciar sus productos, de comprar satisfactores, de laborar, de estudiar o de superar contingencias de salud y se ven imposibilitados de alcanzar sus propósitos porque no se ha realizado una obra urgente del orden material. Esos sufridos habitantes han esperado durante mucho tiempo la construcción de un puente que venga a solucionar todas sus penalidades; parece ser que hubo un proyecto y hasta recursos destinados a tal objetivo, pero todo se esfumó como un sueño febrilmente acariciado.
 
Hago un llamado a las autoridades estatales, al mismo tiempo Gobernador de la entidad C. Javier Duarte de Ochoa, para que se encaucen esfuerzos y buena voluntad a efecto de que esa obra urgente que efectúe a la brevedad posible, toda vez que en esa comarca viven más de 2,000 paisanos que siembran y producen maíz, frijol, aguacate, así como mango, plátano y café; sin desestimar que algunas familias confeccionan artesanías aprovechando el barro blanco y otros se desempeñan en las labores ganaderas y actividades de ebanistería y pesca. Aun en medio de las barrancas y de un río caudaloso, hay que manifestar que esos sufridos pobladores respaldan a sus hijos y nietos para que estudien y se desenvuelvan mejor que ellos. Tienen sus planteles educativos del nivel básico y medio básico, pero ya algunos jóvenes estudian en otros lugares para cubrir los estudios académicos superiores.
 
Algo interesante a destacar es que Santa María Tatetla ha sido un sitio de estudio para investigadores sociales y para antropólogos. Allá por los años 60 y 70, si mi memoria no me falla, tuve conocimiento que tanto los maestros José Luis Melgarejo Vivanco, Alfonso Medellin Zenil como otros ameritados universitarios llevaron al cabo proyectos de rescate y proyección, lo cual sin duda se podría comprobar en los archivos del Museo de Antropología. Por otra parte, no puedo soslayar que ese lugar mágico es un baluarte o fortaleza natural que sirvió de refugio a los dirigentes de la Liga de Comunidades Agrarias allá por la década de los 20 del siglo pasado, cuando iniciaba sus actividades reivindicatorias ese organismo en condiciones de peligro y emergencia, ante la resistencia hostil de los grandes terratenientes y los embates sanguinarios de las “guardias blancas”. Ahí en Santa María Tatetla se estableció por un tiempo el contingente comandado por Úrsulo Galván, José Cardel, Manuel Almanza, Isauro Acosta, José M. Caracas y Carolino Anaya, durante esa etapa convulsa cuando gobernaba el estado el Tte. Coronel Adalberto Tejeda Olivares.

En razón de las necesidades y requerimientos de comunicación del poblado aludido y de su importancia social, productiva e histórica, hago votos porque ese puente para Santa María Tatetla sea toda una realidad en los próximos meses por venir. Ojalá sean escuchados esos paisanos y se vinculen al progreso y a la prosperidad.
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Ipax