Ir a Menú

Ir a Contenido

Placas 2019
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Tantoyuca, dividido por la política y la religión; las exequias de Erasmo Rivera, sin excepción

- El ex combatiente del Escuadrón 201 y exalcalde, no recibió honores del PAN ni del PRI
- Al muerto, sólo las coronas y los honores militares de rigor; ni el Alcalde, su familiar, fue

Livia D?az Tantoyuca, Ver. 21/07/2012

alcalorpolitico.com

El que quería ir directo de la casa al panteón tuvo dos paradas intermedias. Quien no conozca o no entienda lo que ocurre en la huasteca veracruzana, podrá hacerlo, al leer esta historia.

En un pueblo dañado por la política y la religión, que duele porque divide, ya no se asocian las familias ni los grupos políticos ni los civiles en público. El entierro de Erasmo Meza Rivera no fue la excepción.

Convergen en el héroe de Tantoyuca, ex combatiente del Escuadrón 201, todas las actividades posibles y familias. Su longevidad, de 90 años, le permitió convivir con varias generaciones en todas sus actividades y esferas, la de deportista, político, educador, funcionario público, soldado, luchador social, ranchero, productor agrícola, ganadero y silvícola.

No obstante a su despedida llegaron, en su mayoría, los que aprendieron algo de él. Fue la constante para el educador por profesión y vocación, que recibió muestras de cariño y lealtad de quienes ayudó a terminar sus estudios, a quienes les dio un terreno, a quién ayudó a resolver un problema, notable también la cantidad de hijos de extrabajadores de su rancho 201, otros, vecinos, familiares y cuidadoras.

En las exequias de Meza Rivera, la presencia y manifestaciones de los políticos fue discrecional. Ninguno propuso guardias de honor, no había coronas de asociaciones de su partido, no se presentó ningún luchador de éstas y formalmente, ninguna condolencia ni reconocimiento de parte del Presidente de su partido, el PRI.

Aplauden al pasar por la alcaldía

El que no se quedaba callado -dijera la gente- “igual que su abuela”, “era de armas tomar”' y "se sabía defender". Ex presidente municipal de Tantoyuca en 1950 y en 1972, no fue recibido por el gobierno panista de Joaquín Rosendo Guzmán Avilés. No recibió de su parte nisiquiera una flor. Los integrantes de la cúpula de estas tierras, son sus primos. Su padre, Rosendo Guzmán era primo de Meza Rivera era además uno de sus mejores amigos e integrante del Cabildo de su primera gestión en 1950.

Pero aquí la política parte, duele, ya no es como en aquellos años, no hay convivencia ni hay espacios para la democracia ni la diplomacia. Lo rojo no se toca con lo azul y ningún rojo, ni azul, se atreve a transgredir esas reglas, que ya se han vuelto sociales.

Pero esta falta de protocolos no impidió a los casi 300 integrantes del cortejo fúnebre, rendir un minuto de aplausos al ex presidente municipal, frente a la alcaldía.

Aquí la rebeldía civil se da así, de pronto. En esta forma. Al Teniente Mecánico de Aviación, le prodigaron los aplausos y toda la gente que estaba a esa hora, a las tres de la tarde del viernes 20 de julio de 2012 en el parque Constitución de Tantoyuca, en la calle de la alcaldía, en las tiendas, o transitando simplemente por la banqueta, esto le llamó la atención.

En tiempos de guerra no hay misericordia

El cortejo era dirigido por dos agentes de Tránsito y Vialidad a pie y uno en un vehículo, luego seguía la carroza y a los lados, las nietas de Erasmo Meza Rivera, que llevaban velas en sus manos.

En la iglesia ya los esperaban, el cura, el Padre Juanito, lo recibió con su sotana de algodón blanca con bordados azules y huaraches, después de tomar agua bendita de una cubeta color roja que cargaba un muchacho huasteco, con una rama de yerbas y regar la caja que llegaba a la puerta de la Parroquia Santiago Apóstol, condujo al interior al que llamó luego en la misa, "El Héroe de la Patria".

La misa fue una grata sorpresa para todos. No sólo se le prodigó a los fieles el beneficio de la ceremonia que había de dejar de fustigar su alma por tanto dolor, sino que se le dio la bienvenida al ateo convencido al seno de la Santa Madre Iglesia perdonándole sus pecados. Juanito dijo que, 'en tiempos de guerra no hay misericordia', pero 'la hubo', y que aquél que regresó con vida de la guerra, el soldado Erasmo Meza Rivera dijo 'todavía sirvo para muchas cosas' y que hizo muchas cosas.

Contó sus obras como los caminos y las escuelas y le gratificó de espíritu. Es posible que el maestro rural, quien a los curas no los quería porque decía que cometen muchos abusos, que son pederastas y tienen muchos hijos, no le habría parecido, pero no tuvo más remedio que soportarlo, esta vez.

No habrá misas, ni rosario, como él lo ordenó. Dijo que 'cada quien en su casa realice sus oraciones'. No obstante le reconoció el derecho a las misas que ya habían ordenado en muchos municipios huastecos, sus familiares, amigos y excolaboradores.

Honores militares

Los honores militares comenzaron a las 12.00 horas. Con la primera guardia de honor, se dejó sentir, en el hogar del político veracruzano Erasmo Meza Rivera, la situación que se vive en el país.

La casa para esa hora estaba llena en pasillos y patios de gente sentada en sillas blancas y verdes, que se rentaron a una cervecería. Por entre los grupos de estos, se paseaban de vez en cuando el Coronel al mando del grupo castrense y soldados armados, de pronto se sentía el nerviosismo y las medidas de seguridad que llevaban a cabo, mientras en la sala del veterano del 201, permanecían de pie, cuatro elementos, de guardia, firmes, en silencio. Con sus uniformes de trabajo y sus botas negras.

Cada quince minutos realizaban el cambio y cuando sacaron de su casa a Erasmo Meza Rivera, para llevarlo al panteón, anunció el cabo de turno '¡Teniente Erasmo Meza Rivera pasando! y avanzaron en medio de la guardia de honor, mientras una docena de integrantes de la banda de guerra batía el tambor con las baquetas y la trompeta anunciaba la salida del que fue llamado "Héroe de la Patria".

Eran las 17:05 horas cuando finalmente quedó enterrado. Sobre la tumba de Erasmo Meza Rivera, quedó una casita de flores formada por coronas y ramos de parte del IVEA, del que fue coordinador, del kínder "Marco A. Muñoz", del que fue fundado con el apoyo del Gobernador del que lleva nombre y su gran amigo; del Tecnológico de Tantoyuca y Chicontepec, de los que fue fundador y coordinó también otras instituciones como la Escuela Normal Rural de Acececa, la Escuela CBTIS 71, COBAEV.

Además estaban otras coronas de parte de la Cruz Roja, el Instituto de Tantoyuca, Procuraduría General de Justicia, Gobierno del Estado de Veracruz, Delegación de Política Regional y de amigos y familias.
  • Paga tu predial en linea
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • La Parroquia Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ordenamiento 2019