Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Todos tenemos una misión que cumplir en la tierra encomendada por Dios: Hipólito Reyes

Recordó la última manifestación de Cristo ante los humanos, justo antes de su ascensión a los cielos

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 16/05/2010

alcalorpolitico.com

Este domingo, en su homilía, el arzobispo Hipólito Reyes Larios se refirió a la misión que cada uno tiene que cumplir en este mundo, “misión cumplida quiere decir que aquello que se encomendó ya se cumplió y además se hizo bien y podemos decir que es el caso de la ascensión de Jesucristo”.

Indicó que con el regreso de Jesucristo a los cielos, cumplió la misión que Dios Padre le encomendó, “entregar su vida y Jesús mismo dijo -nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos- y él lo demuestra entregándose a la muerte y a una muerte en cruz”.

Hizo una reflexión sobre el sacrificio tan grande que hizo Jesús para cumplir la voluntad de Dios, “dijo -Padre, si es posible aparta de mi este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya-, por eso al final dice en la cruz antes de morir –todo está cumplido-; él muere, es sepultado pero sabemos que al tercer día ha resucitado y lo hemos venido celebrando estos 50 días que culminarán el próximo domingo con la fiesta de pentecostés y por eso ahora Jesús resucitado y aparecido a sus apóstoles, no a todos sino aquellos testigos que él había escogido de antemano”.

Reyes Larios señaló que justo este domingo se recuerda la última manifestación de Cristo ante los humanos, justo antes de su ascensión a los cielos, “la última aparición de Jesús resucitado a sus discípulos es la de hoy, la que celebramos, ahí les promete que no los va a dejar solos, que él ya regresa a la diestra del padre de donde había salido y por eso se cumple todo el ciclo, por eso Jesús llega a la presencia del padre y entonces le dice misión cumplida, y ahora a quién le toca, es al espíritu santo y a la iglesia por eso decimos que todos nosotros somos discípulos de Jesús y también misioneros, somos enviados”.

Reyes Larios llamó a los católicos a fortalecerse para ser también testigos y discípulos de Dios, “es el espíritu el que nos ilumina y nos fortalece para que la experiencia que vamos teniendo de Jesucristo la podamos manifestar a otras personas o que no lo conocen o que lo tienen así medio oculto o adormilado. Eso es lo que celebramos en este magnífico día”.

Invitó a los fieles a cuidar su conducta para dar un testimonio de fe, “si nosotros tenemos el espíritu también nos santificamos porque todos nosotros somos pecadores, pero el señor nos santifica por el espíritu en el bautismo nuevamente en la confirmación y cada vez que comulgamos nosotros nos santificamos, tenemos que cuidar también nuestra conducta porque si nuestra conducta desdice lo que nosotros somos nuevamente caemos en el pecado y hacemos el juego al mal, por eso estamos invitados a ver hacia el cielo”.

Reyes señaló que lo importante es reflexionar sobre la misión de cada uno en la Tierra para dar buenas cuentas a Dios, “no se fijen tanto en las cosas de la tierra sino en las del cielo, eso es lo que se nos pide para que cada uno de nosotros pueda cumplir la misión que se le ha encomendado en esta tierra le pedimos al espíritu santo que nos fortifique y a Jesús que está presente entre nosotros que nos apoye y nos ayude”.

Concluyó pidiendo por todos, “que cada quien piense cuál es la misión que Dios les ha encomendado en esta tierra si la han reflexionado, si la han visto en la oración, que es lo que él les ha pedido y si Dios los llamara en este momento podríamos decir señor -aquí estoy misión cumplida-; si podemos decir eso pues le damos gracias a dios pero si nos sentimos que todavía no pues le pedimos como decimos otro chancecito para que nos dé la oportunidad de que cada uno de nosotros se conozca mejor y conozca el plan de Dios”.