Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Trabajan en restauración de 2 pinturas en la iglesia de San José de Gracia, en Orizaba

Datan de 1880 y fueron pintadas por Gabriel Barranco en los muros del templo; se restauran con recursos del Ayuntamiento, explicó el fraile Arturo Vázquez

Lissette Hern?ndez Orizaba, Ver. 05/04/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En el templo San José de Gracia, el cual está aledaño al exconvento del mismo nombre, están siendo restauradas dos pinturas que datan de 1880; son una joya de arte religioso, que por el polvo, humedad y los años, ocultaron su belleza, pero que ahora resurge.

En entrevista, el fraile Arturo Vázquez Saldaña, quien es parte de la comunidad de la iglesia San José de Gracia, explicó que los recursos para poder hacer esta acción en favor de las dos pinturas, son provenientes de recursos que el Ayuntamiento de Orizaba quiso destinar.

Apuntó que quienes están efectuando este trabajo —en obras que están plasmadas en la paredes de esta iglesia y no en lienzos—, dijeron que ambas fueron pintadas por Gabriel Barranco, quien vivía en la zona donde desde hace muchos años se ubica la iglesia de San Juan de Dios, en Orizaba.



“Creo que vale la pena mirar los dos cuadros, principalmente el de la Cena Pascual, que ha quedado ahora bellísimo, los rostros, los colores, como también el que hace mención a la Sagrada Familia, por tratarse este convento de San José de Gracia. Ahora se ven claros los rostros de San José, María y el Niño Jesús, así como los paisajes, todo puede ser admirado”.

A pesar de que llevan más de un mes y medio los restauradores haciendo su labor, aún no han terminado, pues les falta concluir con los detalles, "pero lo cierto es que han quedado hermosas, no se lograban ver a detalle los paisajes y los rostros".



Al concluir la entrevista Fray Arturo, agradeció también el apoyo que el Ayuntamiento de Orizaba les dio, al mandar a pintar la fachada de esta iglesia que se ubica en el primer cuadro de la ciudad, pues se aprecia bella y limpia.