Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Tras la muerte de su madre, lo despojan de su casa y hoy duerme en la calle

- El hijo adoptivo de su familia se quedó con toda la casa y corrió a Pedro Morán
- Pide a las Autoridades intervenir para recuperar lo que le corresponde

Benito Ju?rez Ram?rez Tezonapa, Ver. 15/10/2014

alcalorpolitico.com

Después que empezaron pagando una renta por un local, al pasar los años y fallecer los propietarios, Francisca Jiménez Villareal se quedó con parte de la casa.
 
El problema se agravó cuando fallece esta mujer, porque el hijo adoptivo –Manolo Morán Jiménez-, definitivamente se quedó con toda la casa y hecho fuera a Pedro Morán Pereda, hijo de los auténticos propietarios de este inmueble.
 
Pedro Morán, de 61 años de edad, sentado en una banca del parque, con la barba larga, desaliñado y sin tener a dónde ir, expresa que fuera de su casa lleva cinco años, objeto de un despojo injusto, del que hoy goza Manolo Morán, quien se quedó con la casa y el cuarto donde vivía Pedro Moran.
 
En ese espacio, dijo el agraviado, han instalado una tienda de abarrotes, “Y yo, he quedado sin cosa alguna, más que la ropa que traigo, mis zapatos y esta bolsa que tiene un poco de comida”.
 
Explica que después de que fue echado fuera, se fue a vivir con unos familiares, pero expuso que se salió porque recibía maltratos y malas caras y prefirió seguir en la calle.
 
Pedro Morán, oriundo de Tezonapa, que hace algunos años fue voceador de varios periódicos de la región, hoy para poder subsistir, pide el desayuno, la comida y la cena con gente que lo conoce.
 
Dice que el error de ser así, de no saber defenderse, es porque sus padres lo sobreprotegieron, -fue hijo único- y desde pequeño no lo dejaban hacer nada, ni jugar con los sus amigos. Agrega que siempre lo tuvieron aislado, porque le daban todo.
 
Por esa situación, comenta que sólo estudio hasta la secundaria, de ahí en adelante, no hacía nada, sólo acompañar a sus papás en su negocito que tenían, era una tienda de abarrotes, donde pasaron los años y no lo enseñaron a hacer nada.
 
Así han pasado los años y Pedro Morán, que todavía hace cinco años recibía el pago de una renta, al fallecer Francisca Jiménez Villareal, prácticamente fue echado a la calle.
 
Lo que pide, es que las autoridades intervengan y recupere lo que le corresponde, lo que les dejó sus padres y así no tener que dormir en el parque, en los bajos del Palacio Municipal, o donde se acomode.
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples