Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Tras sepultura del niño, familiares se manifiestan en el IMSS de Poza Rica y hasta rompen cristales

- Personal intentó cerrarles el acceso de Urgencias, pero el grupo a empujones entró para plantarse

- Lanzando consignas, exigían la presencia del pediatra que suministró medicamentos al pequeño

- Funcionarios de Salud y del IMSS atienden a manifestantes

Lidia L?pez Poza Rica, Ver. 21/03/2014

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Amigos y familiares del niño Mario Abraham Sánchez Reyes, quien falleció por una gripa mal tratada en la Clínica 24 del IMSS, se manifestaron en las instalaciones, pero terminaron arremetiendo contra la institución en el Área de Urgencias, exigiendo justicia a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz para la responsabilidad a quien resulte responsable por la mala atención durante su estancia y que originara su muerte.

Antes de la manifestación, se sepultó al niño Mario Abraham en el panteón San Lucas, pero la ira generó que familiares y amigos se organizaran y acudieran posteriormente a la clínica 24 del IMSS, con el fin de manifestar su inconformidad ante la falta de atención oportuna para el menor, quien contaba con cinco años de edad.

En medio de esta medida de presión, los padres Mario Sánchez y Araceli Reyes recibieron el respaldo de todos los asistentes al funeral, aproximadamente cien personas. Luego de mostrar cartulinas de repudio contra el personal médico del IMSS.



Pero los ánimos se encendieron cuando notaron que los trabajadores de la clínica intentaron cerrar las puertas del Área de Urgencias; no obstante, a empujones contra el personal, finalmente se introdujeron. Luego rompieron los cristales de uno de los accesos y exigiendo que saliera el pediatra Alfredo Valentín -que esa noche de miércoles suministró el medicamento- aseguraron fue una sobredosis para reanimar al niño durante una convulsión, luego de cuatro días que no se le había atendido.

“Sal (…) asesino. Queremos al médico. Que den la cara”, expresaron las personas que se sumaron a esta muestra de apoyo a la familia Sánchez Reyes; pidieron además la intervención de la Procuraduría General de Justicia para exigir justicia en el proceso de investigación que los padres del niño iniciaron bajo la investigación 162/2014, ante el Juez de Primera Instancia.

La abuela paterna declaró que en diciembre pasado, el IMSS carecía de medicamentos cuando se le había atendido por un cuadro de neumonía, por lo que los compraron de manera particular con tal de aliviar al pequeño Mario, ocasión en la que estuvo internado sólo por dos días.



Dijo que en esta ocasión, que fue internado desde el sábado, Mario no había recibido medicamentos, sólo paracetamol, por eso no se explican las razones que tuvo el personal médico para no suministrarle a tiempo el tratamiento correcto.

Posteriormente se trasladaron a la oficina de la Subsecretaría de Gobernación para dar a conocer el caso y solicitaron el apoyo de las autoridades municipales.