Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Tras varios días de protestas, Xalapa amanece sola y silenciosa en esta Navidad

En una mañana de calor, atípica gracias al fenómeno de El Niño, la gente ha decidido quedarse en casa, quizá durmiendo

Miguel ?ngel G?mez Ruiz Xalapa, Ver. 25/12/2015

alcalorpolitico.com

Es la mañana de Navidad en la capital. A las 8:45 de la mañana prácticamente está vacía. Uno que otro comercio va abriendo sus puertas, una familia se planta frente al pino de Navidad colocado en la Plaza Lerdo y una joven coreana hojea un diccionario para saber qué preguntar.

La avenida Enríquez luce tranquila. Esta vez no hay marchas de jubilados, de maiceros, de los Cardenistas, no, esta vez la mayor parte de la gente se ha quedado en casa, algunos celebrando y otros quizá, durmiendo.

La tienda de conveniencia colocada contra esquina de la oficina de Flavino Ríos en Palacio de Gobierno sigue vendiendo licor como pan caliente. No falta la cervecita para el trasnochado o bien, la última botella para un grupo de jóvenes que estacionan su auto justo detrás de una patrulla de Seguridad Pública.



La pista de hielo en el Parque Juárez está vacía. En una mañana de calor, atípica gracias al fenómeno de El Niño, la gente ha decidido quedarse en casa, quizá apretando la almohada y bajando las cortinas para evitar los fuertes rayos de sol que se asomaron desde temprano.

El calor se siente fuerte antes de las 9:00 de la mañana y de acuerdo a los pronósticos vendrá más calor en los próximos días con posibilidad de romper un récord histórico en diciembre.

Tras una noche de Navidad aparentemente tranquila, la vida en esta capital, tan convulsa durante el año con tantas marchas y plantones, es tranquila. Hoy todo es quietud y nadie sabe si es un milagro de Navidad o el resultado de una trasnochada.



En el trayecto hacia el café más popular, no falta aquél indigente que se quedó pernoctando afuera de Palacio Municipal y que se sienta a la espera de alguna monedad. Del mismo modo, la cocktelería que está en Revolución ya recibe a sus primeros clientes, con el rostro colorado, quizá por el exceso de copas o por los fuertes rayos de sol que les cayó desde temprano.

El mercado apenas va abriendo sus puertas y los negocios de alimentos saldrán a recalentar lo que no se vendió el 24 para tratar que el día valga la pena.

Es la mañana de Navidad y Xalapa luce así, con sus tristezas y pesares, con su riqueza cultural y con la mayor parte de sus habitantes todavía durmiendo.