Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Tromba causa inundaciones y deslave de tierra en la zona norte de la ciudad de Veracruz

- Esto provocó que varios carros quedaran varados, por el agua y la tierra, causando la molestia y el enojo de los habitantes de ese sitio

- Choferes del servicio urbano y de taxis, piden a las autoridades municipales y las constructoras una verdadera solución para evitar desgracia

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 28/07/2010

alcalorpolitico.com

Las fuertes lluvias que se sintieron debido a una tromba durante la madrugada, una vez más volvieron a causar deslaves de tierra e inundaciones en la zona norte de la ciudad de Veracruz.

Esto afectó la avenida principal de Bulevar Los Patos y el entronque de la prolongación del kilómetro 13.5, por donde se entra al fraccionamiento El Campanario y El Oasis, hacia el norte de la ciudad, a un costado de la autopista Veracruz-Cardel.

Esto provocó que varios carros quedaran varados, por el agua y la tierra, causando la molestia y el enojo de los habitantes de ese sitio.

Ante esto los choferes del servicio urbano y de taxi, piden a las autoridades municipales y las constructoras una verdadera solución, pues podría registrarse, una desgracia por los deslaves.

Al respecto, el taxista Víctor Martínez, el cual resultó con su unidad de alquiler atascado, explicó que siempre era la misma situación de este lugar, «debido a las intersecciones de los fraccionamientos, ya que en esta zona siempre que llueve es lo mismo».

El chofer aseveró que eran como las cinco de la mañana, cuando entró a dejar un pasajero y se atascó con el alud de tierra y agua.

« Como entran las cuatro esquinas de aquí de los fraccionamientos, todo se concentra en este lugar, pasan los camioneros y la tierra floja, pues se hunde uno, entonces ni las autoridades, ni los fraccionamientos, tratan de hacer nada, y no es la primera vez, ya son muchas veces que nos toca esto y nosotros que trabajamos de noche y a toda hora, es un perjuicio para nosotros».

La medida que siempre emplean las constructoras es retirar la arena con maquinaria pesada y abrir las calles, pero esta vuelve a taponar los accesos y drenajes, estancándose el agua de lluvia.