Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Trump y Biden: chivos de expiación neoliberal

Jorge Salazar Garca 09/11/2020

alcalorpolitico.com

Entendiendo la política como un medio pacífico para confrontar posturas sobre la búsqueda el bien común y aceptando que las elecciones son procesos de legitimación del poder, vale la pena reflexionar acerca de las votaciones realizadas en Estados Unidos de América, cuyo resultado, además de afectar al ciudadano, también repercute en el destino político de otros gobiernos.
 
Al interior, el proceso electoral ha servido para calmar los ánimos en ese país partido en dos: pobres y ricos. Para los primeros, las probabilidades indican que sus condiciones de vida permanecerán sin cambios significativos, gane quien gane. Ninguno de los 45 presidentes anteriores sirvió a los asalariados, todos ellos han gobernado conforme a la directrices de la oligarquía nacional. Tampoco habrá un política exterior diferente a la implementada desde el etnocidio que les dio origen; el garrote y la zanahoria son su impronta. Ya lo dijo John Foster Dulles (secretario de Estado, 1953-59), “Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses”. Así que los bloqueos, amenazas e intervencionismo seguirán vigentes, sin importar quién ocupe la Casa Blanca.
 
Sin embargo, debido a que las filas de los incrédulos crecen, su modelo exige ser reforzado con mentiras mejor elaboradas. Son millones quienes perciben la CRISIS del sistema por lo que ya cuestionan, por ejemplo, el por qué en un país con más de 330 millones de habitantes únicamente existan dos partidos o por qué 538 personas sean las que decidan quien los gobernará.
 
Comienzan a descubrir que su “democracia” es una gigantesca simulación para que nada cambie. Se parecen a un show cuyo objetivo es contener la protesta de los inconformes, a quienes cada 4 años les regalan dos chivos expiatorios hacia quienes dirigir su descontento. Ya sea demócrata o republicano, el elegido siempre sirve al DINERO, nunca promueve cambios de fondo para combatir el racismo, desempleo y la injusticia. El nuevo bufón, (2021-2025) mucho menos se ocupará en serio del cambio climático, la pandemia y la profunda inequidad social, si acaso hará UNA REFORMA ELECTORAL, dará becas a estudiantes y ampliará el seguro médico.
 
A los marginados actuales, el establishment les ha entregado a Trump y Biden para ocultar a los verdaderos culpables de sus desgracias. Hacer creíble esa añagaza exige aplicar técnicas psicoanalíticas desde los medios electrónicos. En estos teatros se escenifica la comedia siguiendo el guion previamente elaborado por empleados de la plutocracia gringa.
 
De ese modo, crean una realidad ficticia con el propósito de convencer a los espectadores de que su bienestar depende de su voto. Cuando la obra termine y la euforia pase, el abuso y la explotación seguirán siendo parte de esa realidad, donde alcanzar una vida digna para TODOS, bajo las actuales circunstancias, es IMPOSIBLE. Algunos retornarán a las drogas y otros al trabajo, vaciados de esperanzas; pero habrá quienes regresen a las calles más rebeldes, más enojados.
 
Por lo pronto, las votaciones sirven como CATARSIS porque permiten aflorar el conflicto psíquico presente en la mente de quienes no logran conciliar la realidad objetiva con la deseable. El elector desfogará parte de su frustración y rabia a través de una simple papeleta depositada en una urna. Con esas elecciones fraudulentas se impide al elector identificar la causa real de su conflicto psíquico (violación de sus derechos humanos) y la posibilidad de SANAR.
 
En el ámbito médico, la catarsis conduce al paciente hacia una limpieza o purificación de fantasmas reales y ficticios que le incapacitan una vida plena, libre y consciente. Respecto al área política, Galimberti[1] dice: “La catarsis promovida desde el Estado es una representación dramatizada y simbólica de la realidad, su fin es influir en la estructura psíquica y anímica del paciente (ciudadano) vinculada a recuerdos dolorosos olvidados. Cada acto catártico reduce la probabilidad de nuevas manifestaciones de agresión”.
 
Los gobiernos saben que la agresividad puede ser “moldeada”  a conveniencia. Ya que los miembros de un grupo unidos por un líder autoritario tienden, al contrario de los de un grupo con un líder democrático, a descargar su agresividad sobre una sola víctima o chivo expiatorio. Tal es el caso; el gobierno oculto ofrece al hacendoso pueblo norteamericano dos monigotes para que expíen las culpas de los poderosos y de paso mantener al ciudadano enfermo, imposibilitado para alcanzar la verdad, la justicia y la libertad.
 
Trágicamente, las rebeldías contenidas con mentira, como el vapor encerrado en una caldera, tarde o temprano encontrara salida, incluso destruyendo a su contenedor.
 
[1] Galimbeti, Humberto. Diccionario de Psicología (2002). Pág.34.
  • Ipax
  • Estiaje 2021
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Salon de usos multiples