Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Turista denuncia irregularidades en parquímetros del puerto de Veracruz; no toman el tiempo real

- El supervisor de los artefactos, ineficiente; no escuchó la queja

- Los agentes de Tránsito, soberbios y poco profesionales

19/04/2012

alcalorpolitico.com

Buen día:

Agradezco el espacio que abren a la expresión ciudadana.

Denuncio las severas irregularidades que se presentan en el manejo de los parquímetros del centro de la ciudad en el puerto de Veracruz. Visité como turista este sitio y fui infraccionada irregularmente por la empresa encargada de los parquímetros.

Los artefactos no llevan un conteo real del tiempo y las "arañas" inmovilizadoras son colocadas en los vehículos antes de que el tiempo (mal contado, en perjuicio del cliente obviamente) se agote. Soy una ciudadana responsable y respetuosa de las leyes de este país, por lo cual vigilo meticulosamente las reglas y las cumplo a cabalidad. Tenía más de 30 minutos pagados y mi vehículo, foráneo, ya había sido inmovilizado y multado.

Los "responsables", a quienes se les dotó de esta autoridad, son adolescentes sin criterio que no saben responder con altura a las exigencias de un ciudadano que externa una queja auténtica y exige justicia. Esas supuestas autoridades que visten de impermeable amarillo y pasean en cuatrimotos, atentan contra los ciudadanos que, cabe señalar, somos los dueños verdaderos de las calles y pagamos a un Gobierno para hacer un buen manejo de nuestras calles, más aún si se nos cobra por usar nuestra propia ciudad.

Soy una turista que sufrió un abuso de autoridad de una empresa corrupta, representada por adolescentes sin educación y soberbios, a los que les estamos pagando por atentar contra nosotros. Lamentablemente, la empresa completa es igual o más deficiente, el supervisor que es la máxima autoridad de esta empresa contratada por el Gobierno no da la cara a los clientes que buscan hacer llegar una queja.

Y lo peor, si se busca solución a la injusticia en las autoridades municipales, se encuentra a funcionarios que sólo saben decir: "Pues sí, nosotros no podemos hacer nada. Así es, esa es una empresa subcontratada y no podemos hacer nada. Si tanto le molesta busque un periódico. Aquí nadie puede ayudarle".

Y eso, en caso de que no digan solamente: no sé, yo no soy el encargado, ni modo. ¿Qué acaso no saben que están ahí para servirnos?.

¿Cómo se exige la destitución de autoridades incompetentes?.

Y, si no está en ellos, ¿por qué los 108 pesos de la multa sí son recibidos en las cajas del palacio municipal?.

Finalmente, humillada por los cobradores irresponsables y corruptos y por las autoridades, con aún menos educación y vocación de servidores públicos, tuve que pagar. Si a eso llaman un buen trato al turista, entonces, debemos repensar lo que para las autoridades del puerto es un buen trato.

Sin ninguna solución al problema, hago lo que el irresponsable burócrata me dijo, recurro a un medio de comunicación.

Agradezco la atención que se brinde a esta denuncia.

Lucía Contreras