Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Una vergüenza el Poder Judicial de Veracruz, su Presidenta “está enferma del cerebro”

- Al anunciar su renuncia, la magistrada Yolanda Castañeda se lanzó contra Isabel Romero

- A la Presidenta “se le olvidan las cosas, no reconoce a las personas”

- Poder, “abarrotado de arribistas e improvisados”; hubo saqueo millonario al Fondo Auxiliar

- Quieren recortar salarios a magistrados “para pagar lo que otra gente se robó”

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 10/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Avergonzada del desempeño e incompetencia del Poder Judicial de Veracruz, la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros dio a conocer su renuncia al cargo dentro del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Al participar en el panel "La crisis millonaria del Poder Judicial en Veracruz" de DefiendeTV por TeleClic.tv y alcalorpolitico.com, Castañeda Palmeros anunció su decisión de proceder ante la Comisión Instructora de Pensiones Complementarias y Haber de Retiro de la citada Soberanía a efecto de iniciar el proceso de retiro de la institución.

“Pues la verdad, me da pena ajena decir que soy Magistrada porque el Poder Judicial está abarrotado de personas arribistas e improvisadas, sin capacidad. Sólo dos o tres excepciones… pero los demás no saben nada. Cuando a mí me pregunta alguien: ‘¿en qué trabajas?’, yo les digo: ‘Soy ama de casa’; porque me da vergüenza decir 'soy Magistrada' tomando en consideración toda la serie de personas neófitas que han designado. Por eso yo me retiro de la institución”, dijo.



Recientemente, cabe recordar, se reveló una crisis financiera en el Poder Judicial debido a la falta de 500 millones de pesos para concluir el año. Por dicha razón se desaparecieron juzgados —desatando reclamos de abogados—, comenzaron a aplicarse recortes en salarios de magistrados —aunque no de todos— y urgentes medidas de austeridad, todo esto entre críticas a la presidenta Inés Romero Cruz.

Al respecto, Castañeda Palmeros advirtió que igual prevalece una incertidumbre en cuanto a la liquidez del Poder para pagar el correspondiente fondo de retiro. En su caso, la togada aseguró que siempre dependerá de su sueldo como servidora pública y por lo tanto, carece de una fortuna para costear los años posteriores a su jubilación.

“Voy a poner un local de garnachas que se va a llamar ‘La Magistrada’ y abajo ‘Premio Nacional al Mérito Judicial otorgado por la Suprema Corte de Justicia’. Están invitados a que consuman garnachas porque lo más seguro es que no me van a pagar mi retiro y tendré que irme al amparo porque la justicia federal no está tan mal como la de Veracruz”, dijo.



Ironizó que al magistrado en retiro Fluvio Vista Pérez le pagaron un haber de retiro de 75 por ciento de su sueldo a cambio de 12 años de servicio pero su ponencia sólo se limitó a dos asuntos radicados por año, mientras que a ella le correspondió resolver más de 5 mil asuntos radicados al año en los Distritos de Coatzacoalcos, Poza Rica y Córdoba.

En el debate moderado por Roberto Mercado por las plataformas de alcalorpolitico.com y TeleClic.tv, Castañeda Palmeros advirtió que los recientes ataques a las remuneraciones de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia —siendo el gobernador Cuitláhuac García uno de quienes critican sus sueldos— pretenden desviar la atención pública del desfalco irreparable en el Poder Judicial.

“Se comenta que mediante el Fideicomiso 108839, el Poder Judicial llevaba inversiones a plazos fijos en una cuenta bancaria en HSBC con la finalidad de incrementar el Patrimonio del Fondo Auxiliar y se reportaron rendimientos entre 4 a 6 millones de pesos en cada vencimiento. Se dice que los administradores retiraron esos recursos y los desaparecieron”, dijo.



Asimismo, acusó que de mala fe señalan a los magistrados de percibir un sueldo de “millones de pesos”, lo que es falso.

“Lo que es falso y una cruel mentira. Si yo ganara millones estaría viviendo en Italia o en los Emiratos Árabes. No es verdad. Nuestro sueldo no llega a 100 mil pesos porque todavía nos descuentan 30 y tanto por ciento de ISR. Entonces es mentira. Venimos ganando sobre los 70 mil pesos mensuales. Esos no son millones”, dijo.

Reprochó que antes a los jueces se les veía como “tontos” porque ganaban una miseria pero los gobernadores Dante Delgado Rannauro (1988-1992) y Patricio Chirinos Calero (1992-1998) se dieron cuenta de cómo vivían los jueces estatales.



“Vivíamos en un cuartito, con una camita de doblar y una mesita. No teníamos dinero para trasladarnos y (además) una serie de vicisitudes, porque cuando uno llega a un Distrito Judicial no tiene ni dónde vivir ni alimentarse ni nada”.

Explicó que cambiar las condiciones paupérrimas de los jueces condujo a una lucha por sus derechos para instituir tanto el Fondo de Mejoramiento de la Impartición de Justicia como el Fondo de Retiro de los Magistrados y en ese sentido, esto implicó una labor de convencimiento para transferir al Poder Judicial la administración de las fianzas, los derechos de certificación y las conmutaciones.

Hoy, agregó, a los magistrados se les intenta aplicar una reforma propuesta por el exgobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares para el retiro forzoso de los togados que cumplan 70 años.



Sin embargo, Castañeda Palmeros advirtió que la Ley no se puede aplicar de manera retroactiva en términos del artículo 14 Constitucional y por lo tanto, no se puede pretender su retiro del Poder Judicial luego que fue designada en dicho cargo de manera inamovible.

Compartió el criterio de la Suprema Corte titulado “Magistrados de los poderes locales y su inamovilidad en el cargo”, en donde determina la continuidad en el cargo de los togados siempre y cuando no exista de por medio un proceso de responsabilidad administrativa.

“A mí me han atacado porque dicen que yo gano millones. Yo sí he colaborado con las causas nobles en las medidas de mis posibilidades (…) pero no estoy de acuerdo que se reduzca mi salario para pagar lo que otra gente se robó”, dijo.



Evocó un segundo criterio de la Suprema Corte, el cual establece que la seguridad económica de los magistrados en los poderes locales es un principio constitucional para garantizar su independencia.

“No se puede reducir el salario, sin embargo, a mí me están tomando como el ‘Chupacabras’ para entretener a la población de que yo tengo millones, de lo que resulta incluso una afrenta a mi persona en cuanto a mi seguridad personal”, dijo.

En palabras de la Magistrada, la polémica que ha desatado la situación del Poder Judicial sirve igual como un distractor de la opinión publica respecto de la oleada de violencia y criminalidad en el Estado.



“Entonces, ¿por qué quieren distraer la atención conmigo? Que se busquen otro esparadrapo con qué limpiarse”.

En el debate por TeleClic.tv, también acusó que sólo se pagó una parte de su salario a los magistrados y por esta razón, se impone la necesidad de aplicar una auditoría a fondo al Poder para determinar el paradero de los recursos.

Cuestionó en ese sentido, el desempeño de la magistrada presidenta Romero Cruz, pues no cuenta con experiencia para presupuestar los recursos del Tribunal Superior de Justicia.



“La señora Isabel (Romero Cruz) dice que ella no sabe manejar presupuestos pero que va a aprender. El Poder Judicial no es una escuelita, si no conoce cómo manejar presupuesto debería tener un asesor capaz porque los sueldos y los salarios representan un rubro y éstos no se deben tocar, (...) la señora Isabel está muy enferma del cerebro. Se le olvidan las cosas y quien le tiene que soplar es uno de sus ayudantes. Ella no reconoce a las personas. Se le olvida. Ella dice que toma crucetillo (un remedio herbal) pero el caso es que tiene que tomar el aguardiente con el crucetillo en horas de trabajo”.

Refirió que la política de recortes afecta la continuidad de los Centros de Convivencia Familiar, aunado al posible cierre de más juzgados en el Estado de Veracruz.

“Ni aunque desaparezcan a toda la institución, van a recuperar lo que ya desapareció” ironizó la Magistrada.



Reprochó que salvo ella, nadie más en el Tribunal Superior de Justicia cuenta con la Medalla y el Premio Nacional al Mérito Judicial; y en su caso se le concedieron por primera vez para Veracruz por parte de los Ministros en Pleno, el Consejo de la Judicatura Federal y el Tribunal Electoral Federal.

Entregar este reconocimiento implicó una revisión exhaustiva a los bienes de Castañeda Palmeros y de su familia para descartar cualquier enriquecimiento ilegal en su carrera.

“Lamento que en muchos momentos se critique a la persona que ha estudiado. Se censure a quien está preparado. Yo no sé hasta dónde vamos a llegar si tenemos un país de gente ignorante”.