Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Vecina amenaza con acabar con perros callejeros, en La Pradera

Han atacado a su familia, son animales que fueron adoptados pero, según ella, no son atendidos

20/02/2018

alcalorpolitico.com

Apreciable medio de comunicación importante:

Como habitante de Emiliano Zapata quiero comunicar lo siguiente:

Vivo dentro del Fraccionamiento La Pradera, cumplo con mis cuotas mensuales ya que el lugar requiere de cierto mantenimiento, sin embargo si tenemos un grave problema con los perros callejeros.



Mi esposo llega tarde del trabajo y sobre la calle de Aralias frente al Fasti se encuentran estos perritos callejeros que han sido adoptados por “caprichitos” de unos vecinos quienes los alimentan y "protegen"; quiero escribir esto ya que leí la nota publicada por un habitante del mismo fraccionamiento.

También quisiera denunciar, ya que no sólo una servidora si no toda mi familia ha sido agredida por esta jauría de perros callejeros y no solo nosotros, también nuestras visitas.



Desgraciadamente esta jauría de perros fueron instalados rumbo a los comercios del fraccionamiento de modo que si uno acude caminando a cualquier hora del día, se los encuentra o si vienes en autobús y bajas te los encontraras nuevamente, es fastidioso tener que tomar otro camino para acudir a estos comercios o a mi domicilio ubicado en los departamentos.

Mi esposo fue agredido, mis dos hijas fueron agredidas pienso que los comercios también deberían de tomar cartas en el asunto ya que me he dado cuenta que abren locales y ninguno pega, terminan por cerrar los negocios, al menos yo he dejado de acudir a estos establecimientos, por qué tengo que pasar frente a esta jauría de perros para poder ir a comprar al Fasti o a los locales comerciales.

Ademas de encontrar en la calle suciedad de perro, pelos de perro, las calles ya apestan horrible son un foco de infección tremenda. Todo ese excremento es lo que respiramos todos los días, al menos para mi es penoso que vengan mis visitas y necesiten ir al Fasti o a comprar a los comercios y se encuentren con esta clase de situación.



Me he dado cuenta que los vecinos que adoptaron a esta jauría por lo regular no se encuentran en casa para atender las necesidades de la jauría.

Estoy dispuesta a tomar otras medidas mas duras con la jauría ya que nadie hace algo al respecto han convertido a nuestro fraccionamiento en perrera municipal y aquí no es el lugar para tenerlos en la calle se debe de entender.

Espero se haga algo rápido porque de no ser así voy a actuar y sobre la conciencia de los vecinos que los alimentan quedará.