Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Vecinos cierran la avenida Álamos del municipio de Emiliano Zapata

- Buscan hacer presión para que el Ayuntamiento resuelva problemas de tránsito y pavimentación

- Vecinos del fraccionamiento Las Haciendas se inconforman: el bloqueo les impide el libre acceso

Sara Atanasio Xalapa, Ver. 23/12/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El pasado 30 de octubre, vecinos del fraccionamiento La Pradera solicitaron a las autoridades del Municipio de Emiliano Zapata, encabezado por Daniel Olmos García, el cierre de la avenida Álamos para poder llevar a cabo obras de reparación de concreto hidráulico.

Después de concluirse las obras, la circulación en el carril La Pradera-La Hacienda fue reabierta, sin embargo, en días pasados los vecinos decidieron cerrar nuevamente el carril para ejercer presión a las autoridades municipales quienes se deslindan de diversos problemas que hay en el fraccionamiento, tales como: exceso de velocidad, daños en la urbanización, pavimentación, guarniciones, banquetas, avenida principal, baches, hundimientos en varios puntos, ocupación de áreas verdes por vecinos externos, contaminación generada por la planta de agua de tratamiento, entre otros problemas.

La representante vecinal, quien no quiso dar su nombre para evitar algún problema, aclaró que el cierre en ningún momento se hizo con la intención de bloquear el acceso a los vecinos del fraccionamiento La Hacienda, pero la situación sí los afecta ya que tienen que buscar vías alternas para poder entrar a dicho fraccionamiento.



Otra de las quejas es que vecinos ajenos al fraccionamiento de Las Praderas están utilizando cajones de estacionamiento, quitándole espacio a quienes viven ahí y que están pagando las cuotas mensuales.

El bloqueo ha ocasionado inconformidad entre los vecinos, ya que les están obstruyendo el libre tránsito.

Con respecto a la planta de aguas residuales, la representante apuntó que el ayuntamiento de Emiliano Zapata les cobró desde abril hasta septiembre de este año para que se manejara de la manera correcta, sin embargo tiene alrededor de cuatro meses que dejó de funcionar, convirtiéndose en un punto de contaminación muy fuerte para los habitantes.



En otro oficio que enviaron al Ayuntamiento hace tres años, piden que quiten los carros que están abandonados y que son chatarra, ya que ocupan alrededor del 30 por ciento de los cajones de estacionamiento, además de que son utilizados por vándalos, quienes realizan actos de delincuencia.

También se quejan de que permitan la entrada de vendedores ambulantes dentro del fraccionamiento.

Ante las quejas de los vecinos el Ayuntamiento lo único que pudo responder, a través de una minuta que está firmada tanto por el alcalde Daniel Olmos como por su síndico, regidores y directores de diversos departamentos del Ayuntamiento es que el fraccionamiento no está municipalizado por ser una propiedad privada, argumento con el que se deslindan de toda responsabilidad.



El municipio no se hizo cargo de la reparación de concreto hidráulico, sino que los vecinos se tuvieron que acercar a la empresa Carpín para que los apoyara con la reparación de la avenida.

Otras de las medidas que toman es: aportan una cuenta de mantenimiento, dinero que sirve para contratar seguridad privada, para lavar contenedores, para podar los pastos, trabajos que benefician a alrededor de 3 mil familias.

“Nuestro objetivo es eso, que entremos dentro de su plan de acción para que puedan prestarnos los servicios”.



La representante negó que estén obstruyendo el libre tránsito, ya que las personas que habitan en el fraccionamiento La Hacienda tienen vías alternas.

Cabe mencionar que uno de los vecinos expresó inconformidad ante tal hecho, y denunció que no todos los vecinos son convocados para tomar las decisiones, contrario a lo que dijo la representante.

“Sí nos afecta porque no podemos acceder, tenemos que dar demasiada vuelta, el tráfico se pone más pesado y es demasiada pérdida de tiempo y economía”.



Criticó que vecinos hayan bloqueado la vialidad, sin embargo que acusó que le pusieron material “corriente” y es por eso que la calle se volvió a cuartear. A pesar de ello reconoció que los vecinos que no están de acuerdo son muy pocas.