Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz se antoja
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Vecinos de Las Ánimas piden que se les permita armarse ante aumento de asaltos

-Detallaron que hasta cuatro robos a la semana se registran en viviendas de este fraccionamiento -En los robos ha habido vecinos golpeados y amarrados, piden capacitación -Entre los afectados también hay empleadas domésticos y de empresas privadas

Hctor Juanz Xalapa, Ver. 12/08/2019

alcalorpolitico.com

Hasta cuatro robos por semana se registran en el Fraccionamiento Las Ánimas, en Xalapa.
 
De acuerdo con reportes de vecinos y vigilantes, en un mes han sumado hasta 21 robos en casa habitación en esta zona residencial ubicada en la zona suroeste de Xalapa.
 
Lo anterior ha provocado que los vecinos se organicen y se mantengan vigilando la zona, donde ya hay casetas de vigilancia y guardias.
 
Mario Adalberto Tejeda Palma, representante de vecinos de este fraccionamiento, reveló que además hay asaltos a las personas que trabajan de manera doméstica en las casas.
 
Por tal motivo, insistió en que se debe permitir que las personas porten armas, luego de mencionar que de manera simultánea han sido robadas hasta cinco casas.
 
“Las robaron, algunas de ellas, con personas adentro. Sabemos que hubo gente hasta golpeada y a otros los dejaron amarrados adentro. ¿Cómo no vamos a reaccionar como sociedad? Tenemos que hacerlo y de ahí nos conlleva a una situación, nos lleva a pensar, ¿por qué no tener armas en nuestras casas?
 
“Es una necesidad que eso se libere, que se pueda y nos indiquen cómo, hasta cómo usarlas para hacerlo bien”, externó.
 
Cuestionó que si los políticos, empresarios o comerciantes poderosos tienen cerradas las áreas donde viven y cuentan con guardaespaldas o guaruras como servicio de seguridad, por qué el ciudadano común no puede tener una protección.
 
“¿Por qué nosotros no podemos o no debemos tener armas en nuestras casas cuando ellos están perfectamente bien pertrechados? Queremos una igualdad, de otra manea seguiremos siendo el blanco de la delincuencia y la delincuencia no bajará mientras no haya suficiente trabajo en la región”.
 
Además hay asaltos a las personas que trabajan de manera doméstica en las casa del fraccionamiento.
 
“Empieza a haber vecinos y vecinas que se salen a la calle, que salen a ver porqué está sonando una alarma, o sea, ya empieza a darse la autodefensa dentro de nuestra área, eso es hasta cierto punto peligroso porque en el momento en el que surja una problemática, va a ser culpa del que se defiende”.
 
La inseguridad ha afectado incluso a quienes trabajan en este fraccionamiento o dan algún servicio como el suministro de gas. Los vecinos han identificado, mediante cámaras de seguridad, a dos sujetos jóvenes en motocicleta y los robos han sido de las 9 a las 11 de la mañana.
 
“No son solamente los vecinos de Las Ánimas los que están siendo agredidos, sino los que vienen a trabajar en el área, los que vienen, las personas que nos ayudan en el servicio de las casas, servicio doméstico, están siendo agredidas y les quitan lo poco que llevan, son asaltados en la calle y estamos hablando de las 5 de la tarde (…)”.
 
“Son unos jóvenes que vienen en una moto, son dos, las empujan y lo que hacen es despojarlos de su teléfono y lo poco que llevan. También tenemos el robo de las pipas de gas. A las 11 han sido asaltadas, cuando ellos ya llevan probablemente cuatro o cinco servicios y también han sido asaltados por jóvenes en moto”.
 
Casetas, vigilantes y portones cerrados
 
Durante un recorrido en dicho fraccionamiento se encuentran tres casetas de vigilancia, una se ubica en Paseo de Las Ánimas, donde Isaac Ochoa Méndez, quien trabajaba en una empresa de seguridad privada, vigila un perímetro de tres calles. Él se mantiene en comunicación con otros dos vigilantes y vecinos de la zona.
 
“Los vecinos optaron por contratar seguridad privada y algunos tienen la posibilidad de tener seguridad pública. Llevo aquí trabajando aproximadamente dos años, nos contrataron particularmente y desde entonces les estamos dando servicio, vigilancia, es únicamente vigilancia, es monitoreo, en dado caso de que veamos algún incidente, reportamos al 911 (…)”.
 
“Aquí como en muchas colonias la herramienta principal es el WhatsApp, ahí nosotros hacemos nuestros reportes o si los vecinos ven algo sospechoso se lo notifican a los vecinos, nosotros tenemos comunicación con ellos y nada más nos acercamos, es un monitoreo, ya que aquí es una calle abierta, entonces siempre va a haber gente, siempre va a haber vendedores, repartidores, entonces nosotros nos encargamos de ver que realmente estén haciendo esas funciones y no lo usen como pretexto para hacer sus fechorías”.
 
En la calle Jacarandas, a la altura de Obelisco donde además de una caseta con un vigilante, los vecinos enrejaron una parte de la entrada que da acceso únicamente a vehículos de los vecinos al no contar con conexión vial con la calle Araucarias, colocaron una lona con la leyenda “zona protegida por vecinos vigilantes ¡Cuidado!”.
 
Advierten “Te estamos vigilando. Si haces daño a uno de nosotros, te agarramos y te atendrás a las consecuencias”.
 
Cada persona o vehículo que ingresa por la calle Jacarandas de inmediato es reportado por los propios vecinos vía celular y si es sospechoso, alguien sale de inmediato. En esas casas han sido constantes los robos.
 
En esta zona hay al menos 15 asociaciones vecinales que se han organizado de diferente manera para hacer frente a la delincuencia. Los vecinos reconocen que sí hay recorridos y vigilancia de parte de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP); sin embargo piden que se refuercen las estrategias de seguridad en esta zona.
 
  • Paga tu predial en linea
  • La Parroquia Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado