Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Veracruz, sociedad fragmentada por la desconfianza que hay entre los propios ciudadanos

La violencia e inseguridad no sólo hay que atribuirla únicamente al crimen organizado: Alberto Olvera

Vivian Mart?nez Xalapa, Ver. 26/04/2016

alcalorpolitico.com

La sociedad veracruzana desconfía no sólo del Estado, sino que cada vez aumenta la desconfianza entre los propios veracruzanos; eso dificulta enormemente la acción colectiva y hace de Veracruz una sociedad fragmentada debido a la pérdida de capital social, alertó el investigador de la Universidad Veracruzana, Alberto Olvera.
 
Al presentar el libro “Violencia, inseguridad e injusticia en Veracruz”, el investigador explicó que la crisis económica estructural, que inició hace algunos años, logró romper el control corporativo tradicional que los sindicatos de los sectores productivos tenían sobre la sociedad, de manera que se generó una fragmentación.
 
En el libro, coordinado por Víctor Andrade, José Alfredo Zavaleta y Alberto Olvera, se trata de hacer un diagnóstico integral de las causas de la violencia, inseguridad y justicia en la entidad veracruzana y no sólo monocausal, es decir, atribuirla únicamente al crimen organizado, explicó durante la presentación del libro en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU).
 
Y lo que se encontró en el estudio es la pérdida del capital social en los veracruzanos, es decir, las redes de relaciones entre la gente, que les permiten ayudarse mutuamente en condiciones de emergencia y confiar unos en otros, abundó.
 
El estudio correspondió al periodo 2011-2012 y se hizo en el contexto de varios estudios similares impulsados por la organización no gubernamental Incide Social, con el financiamiento del Gobierno Federal.
 
Para Alberto Olvera, de ese periodo a la fecha, Veracruz ha tenido un cambio paradigmático, “pues se han producido verdaderas insurrecciones populares en varios pueblos de Veracruz que muestran el grado de desesperación de la población”.
 
Ejemplificó el movimiento de Soledad Atzompa, un pequeño municipio con muy pocos habitantes, que hace poco demostró su capacidad de bloquear la carretera federal Puebla-Veracruz durante 48 horas. También se refirió a los habitantes del municipio sureño de Chinameca, que hace unos días repitió la hazaña.
 
“Y si hacemos un recuento sistemático de todas las protestas que ha habido en Veracruz en los últimos años, encontraremos una sociedad insurreccionada pero fragmentada debido a esta ausencia de capital social”.
 
Por otro lado, abundó, el estudio demuestra el colapso del Estado y que las instituciones encargadas de la impartición de justicia en realidad sólo están “para administrar el conflicto políticamente y para sacar rentas de los conflictos individuales de los ciudadanos, para sacarle dinero a la gente, en pocas palabras, y mantener el conflicto a cierto nivel tolerable por la clase política”.
 
El investigador opinó que en realidad no es que el Estado haya dejado de funcionar, sino que no funcionó nunca y esto queda exhibido en cuanto existe una situación de violencia que se sale de los estándares.
 
“Lo que ahora tenemos es un crimen con mucho mayor capacidad organizativa autónoma, tenemos una corrupción más visible, si se quiere, de manera generalizada, pero de ninguna manera menor a la que existió históricamente en el estado de Veracruz”, concluyó.
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando