Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Ante un seco futuro

Xalapa debe emprender “enérgica” batalla para proteger su agua

- Investigadora Laura Ruelas plantea que sea obligatorio captar agua de lluvia en edificios públicos
- Urge acabar uso indiscriminado de tierras, proteger bosques y reservas naturales “como oro”
- CMAS debe transparentar destino de recursos; xalapeños deben pagar por su consumo

Jos Topete Xalapa, Ver. 23/03/2021

alcalorpolitico.com

La captación de agua de lluvia en los edificios públicos de Xalapa, tanto municipales como estatales, debería ser obligatoria para aliviar el problema de escasez que existe en la capital del Estado, lo que se debe de complementar aplicando la Ley en el desarrollo de conjuntos habitacionales y en casos de invasiones de áreas verdes y protegidas para concretar desalojos.
 
La profesora e investigadora nacional del Instituto Tecnológico Superior de Xalapa, Laura Ruelas Monjardín, afirmó que las autoridades deben comenzar a respetar el origen de la ciudad que está marcado en su nombre de origen náhuatl “Xallapan”, que significa "manantial en la arena”.
 
Explicó que la ciudad sólo tiene una fuente para consumo humano en su territorio, que son los manantiales de El Castillo, sin embargo, la ciudad se abastece con agua de Coatepec, Tlalnelhuayocan, manantiales del Cofre de Perote y del río Huixilapan, en el Estado de Puebla.
 
En entrevista, al posicionarse respecto al cobro de la aportación voluntaria del 2 por ciento para servicios ambientales que estableció la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS), la académica consideró que el impuesto no es una mala medida, pero el Gobierno municipal debe de transparentar el destino del dinero e implementar otras medidas que den resultados a largo plazo respecto al abasto de agua.
 
“Lo menos que pueden hacer los habitantes de Xalapa es pagar para compensar y seguir manteniendo este suministro de agua”.
 
Consideró que existe oposición al cobro de tarifas ambientales porque los ciudadanos simplemente no quieren pagar por el agua o que le cobren impuestos, sin embargo se trata de otro gravamen "voluntario” como la tenencia y el que se aplica en materia de educación, de ahí que se puede aceptar si existe mayor información.
 
“A través del departamento de cultura del agua de CMAS se podría dar información sobre a dónde va esta 2 por ciento; de qué manera se estará utilizando lo recaudado y qué es lo que se está protegiendo porque cuando la ciudadanía tiene información sobre qué se está haciendo con esta cuota no tendrían mayores objeciones”.
 
Añadió que en otros municipios el aumento de las cuotas para el agua potable se registra año con año y los habitantes están de acuerdo con esta medida, pues se solidarizan al constatar que se rehabilita la infraestructura hidráulica y se garantiza el abasto.
 
Captación de agua de lluvia
 
Ruelas Monjardín señaló que, si bien el agua de lluvia no sirve para el consumo humano, ni para la limpieza corporal y otras necesidades básicas, debe establecerse un método de captación para que al menos “los inodoros, la limpieza de pisos y riego de jardines no se haga con agua potable”.
 
La académica, quecompletó su formación en instituciones de Inglaterra y Canadá, señaló que hay estudios internacionales que destacan la viabilidad de establecer procesos de captación de lluvia en vez de realizar toda la infraestructura subterránea necesaria para llevar el agua a los hogares especialmente en Xalapa, en donde hay mil 400 milímetros anuales de precipitaciones mientras en el resto del país se promedia la mitad.
 
“Hay muchas oportunidades que se deben empezar a hacer en Xalapa; en oficinas de gobierno, escuelas y hospitales y luego ir avanzando con la ciudadanía”, proyectó.
 
Agregó que es necesario ser “enérgicos” en la aplicación del marco normativo con respecto al suministro del líquido, de lo contrario “cuando nos llegue el futuro nos va a agarrar desarmados”.
 
La investigadora indicó que, aunque la ciudad ha crecido de manera acelerada en los últimos años, todavía hay tiempo de remediar ese uso indiscriminado de tierras que afectan la generación de agua, pues al existir conjuntos de bosques y selvas que rodean a la ciudad y áreas de reservas naturales, se deben proteger “como si fueran oro”.
 
Enumeró, por ejemplo, zonas en Arco Sur, algunas otras detrás de la USBI, otras adyacentes al DIF estatal, cerca del Instituto de Ecología, el propio Cerro de la Galaxia y “manchones” ecológicos que deben ser protegidos a la brevedad en otras zonas de la capital.
 
Ello, agregó, sumará a las reservas de agua destinadas en Xalapa, pues insistió en que la ciudad tiene sus fuentes de abastecimiento en otros municipios, y sólo una de estas está bajo la jurisdicción municipal.
 
Asimismo, llamó a evitar el cambio de uso de suelo para que no se pavimenten las zonas inundables y en su caso se creen lagos artificiales no solo para recreación, sino como un método de conservación.
 
“El problema de Xalapa es cómo se ha dado el cambio de uso de suelo; hay ordenamientos ecológicos del municipio que indican cuáles son las áreas que pueden ser urbanizadas y en que puede haber industria, sin embargo, a la hora de que se fracciona no se toman en cuenta esos estudios”, sostuvo.
 
Eliminar aportación no es el camino
 
Luego que el diputado local Omar Miranda Romero presentó un oficio ante el municipio solicitando que se elimine el cobro que aplica la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS) sobre el recibo mensual por los servicios de agua, drenaje y saneamiento, como aportación “voluntaria” de las personas usuarias para el pago de servicios ambientales.
 
Cabe recordar que la medida generó críticas, debido a que el cobro se aplica automáticamente y en caso de que los ciudadanos no quieran dar la aportación deben de realizar un trámite administrativo.
 
Ruelas Monjardín sentenció que pagar dicha cuota garantiza que “todos los habitantes que están en estas zonas donde procede el agua tengan incentivos para conservar el bosque y se pueda captar el agua; es lo menos que pueden hacer los habitantes de Xalapa para compensar y seguir manteniendo este suministro”, dijo.
 
Agregó que, si bien la forma en la que se dio a conocer el cobro de los servicios ambientales y que la ciudadanía ha calificado de arbitraria, no elimina la realidad de lo que pudiera ocurrir a futuro si no se conservan las fuentes de abastecimiento.
 
Una forma de compensar a la población el pago del porcentaje referido, subrayó, es dar información sobre cómo se está usando el dinero y entonces “no tendrían mayores objeciones” en realizar el pago, pese a la crisis económica actual que argumenta el legislador del PAN.
 
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax