Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Xalapa debería explotar sus propios ríos y no traer agua de otros estados: Investigadora

Una alternativa sería obtener el líquido del subsuelo, en lugar de hacer esfuerzos económicos y de infraestructura para traerlo: Carmen Maganda

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 13/04/2015

alcalorpolitico.com

De acuerdo a la investigadora del INECOL, Carmen Maganda, el tema de la sustentabilidad del agua en la ciudad de Xalapa es complejo, por lo que la capital debería apostar por la explotación de sus propios ríos y no depender tanto de los recursos hídricos de otros estados.

Dijo que una alternativa sería obtener el agua del subsuelo en lugar de generar proyectos para traerla de otros puntos del país, pues se debe tomar en cuenta en primera, la factibilidad del proyecto y, segundo, la inversión económica que pudiera conllevar, lo cual en ocasiones resulta más caro que el primero.

Incluso comparó a la ciudad de Xalapa con la Ciudad de México, la cual se abastece del sistema de Cutzamala, Lerma y otros puntos, el problema es que se tiene que llevar el agua de grandes distancias lo cual significa esfuerzos económicos y de infraestructura.

Sin embargo, la diferencia es que la capital del país cuenta con los recursos y puede lograr ese proyecto con la mano en la cintura, mientras que la capital del Estado no tiene esa facilidad económica.

"En la academia se llama geopolítica, que tan importante es el lugar geográfico y que tanto poder político y recursos económicos tiene como para poder traer el agua de otras partes, Ciudad de México lo hace con la mano en la cintura, proyectos aquí y acá, subir recursos de un río y tráelos de otro estado".

Otro ejemplo que dio fue el de Los Ángeles, Estados Unidos, en donde el agua se traslada de 80 millas de distancia porque allá sí se cuenta con todo el recurso para hacerlo.

De igual forma, comentó que sobre este tipo de temas se debe consultar a los habitantes de las zonas de donde se pretende extraer el agua.

"Hay que ver qué opinan los que habitan en esa zona en términos de justicia hídrica, qué es lo que para ellos es justo, más que en términos de cantidades lo que estoy poniendo en discusión es el tipo de acuerdo que se haga y la participación que se logre, porque si vuelves a distribuir lo que te parece justo, equitativo, tanto de agua por habitante, si el agua el destino va a mermar tienen que estar muy conscientes de promover una buena participación social".

Comentó que tomando en cuenta la premisa de lo que se considera justo, debe existir una participación social con la finalidad de que el agua que se disponga se entregue de la mejor manera y justa para ambas partes, es decir, para la población que la jala como para la población de donde se obtiene.

Insistió en que las manifestaciones de resistencia por jalar el agua de un punto a otro, se pueden evitar con tiempo siempre y cuando los involucrados prioricen el diálogo y el desarrollo sustentable de los proyectos.

"A veces la disparidad que contempla un proyecto no compensa la movilidad que pudieran tener desplazados por represas y hay movilizaciones sociales por esto (...) te desplazan por una represa pero no te compensan económicamente para moverte a otro lugar".