Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Y ahora, el Tribunal Electoral Federal no tiene Presidente

Magistrados Reyes Rodríguez y José Luis Vargas renunciaron al cargo a fin de lograr la reconciliación

El Universal Ciudad de Mxico 10/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Tras cinco días de crisis interna, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se quedó ayer sin presidente, pues tanto el magistrado Reyes Rodríguez, designado el miércoles por sus compañeros para encabezar el órgano, y el depuesto presidente José Luis Vargas Valdez dieron un paso a un lado y dimitieron para, con la participación de los siete integrantes de la Sala Superior, elegir a un nuevo presidente del órgano.

Se prevé que la magistrada Janine Otálora asuma la dirección del tribunal de modo interino.

Ayer, el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón dio el primer paso para superar la crisis al anunciar su renuncia a la presidencia del máximo tribunal electoral, cargo al que llegó apenas el 4 de agosto con el apoyo de cuatro de sus compañeros de la Sala Superior, tras la destitución de José Luis Vargas y pidió una elección en la que participen los siete integrantes de la Sala Superior.

Ayer por la mañana, el magistrado Vargas se reunió con el ministro presidente de la SCJN para hablar sobre esta crisis en el TEPJF. Tras el encuentro, Zaldívar emitió un par de mensajes en Twitter:



“Recibí al magistrado José Luis Vargas, a quien le reconozco su disposición para lograr una salida a la situación que está viviendo el TEPJF. Estoy seguro de que en breve estará superada esta crisis institucional. Agradezco a los magistrados su confianza”.

Horas más tarde, el magistrado Vargas publicó una carta en redes sociales en la que indicó: “Así, la única vía posible es presentar mi renuncia al cargo de Presidente de la Sala Superior del Tribunal y dejar al pleno de este órgano la decisión de quién debe sustituirme”.

Antes de una reunión privada entre los siete magistrados, Rodríguez Mondragón dio a conocer en una carta a la opinión pública su decisión de renunciar a la presidencia para ayudar a que el TEPJF supere la crisis, para lo cual planteó la creación de una “comisión de reconstrucción institucional” que tenga como objetivo una revisión de los procesos “y la emisión de reglas claras respecto del gobierno interno del tribunal”, que fortalezca las reglas de colegialidad “y, sobre todo, que contribuya a fortalecer la independencia judicial, alineando nuestros objetivos a la reciente reforma judicial”, dijo.



De acuerdo con fuentes del TEPJF consultadas por EL UNIVERSAL, la ruta sería la creación de esta comisión y que, en sesión donde estén todos los magistrados, se elija al presidente del tribunal, proceso en el que el propio Reyes Rodríguez pudiera competir, en tanto que la magistrada Janine Otálora Malasis, en calidad de magistrada decana, asumiría de forma interina la presidencia del tribunal.

En el escrito, Rodríguez Mondragón reconoció que la decisión de designarlo como presidente fue tomada por la Sala Superior en ausencia de dos magistrados, Mónica Soto y José Luis Vargas, por lo que, advirtió, debe reponerse el proceso y tomarse en cuenta la voz y el voto de todos los magistrados del pleno, ya que “en esa voz colectiva del tribunal se afianzan nuestra autoridad y legitimidad”.

Tras señalar que “la clave en democracia es que los procesos legitiman el resultado”, el magistrado Rodríguez Mondragón remarcó que la presidencia del TEPJF tiene que nacer del amplio consenso de quienes lo integran, y “desafortunadamente esto no sucedió, lo cual no es sino una muestra más de que el Tribunal Electoral pasa por una situación en la que es necesaria la reconciliación”.



En su carta, reconoció que le toca estar a la altura de su tiempo e incidir en la reconciliación y la concordia interna. “Para ello, voy a dar un paso a un lado para que el tribunal camine hacia adelante. Declinaré a presidir este tribunal constitucional para que, en un proceso claro y transparente, entre todos los integrantes de este órgano podamos elegir a quien lo presida”, subrayó.

A su vez, en su carta, Vargas Valdez reconoció que su presidencia no logró conciliar consensos en el pleno, por lo que “he decidido ceder el paso para que asuma la presidencia quien, entre mis pares, cuente con cualidades para impulsar los acuerdos y la unión que requiere la institución”.