Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ya hay vacunas efectivas contra la viruela del mono

Vacunas contra viruela convencional son opción para evitar contagio, explica investigadora de UV, Verónica Domínguez

Max Hernndez Xalapa, Ver. 30/05/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El pasado fin de semana se confirmó el primer caso de viruela del mono, en México, una infección viral zoonótica, que ha presentado brotes en diferentes países, alcanzando más de 250 casos confirmados en todo el mundo.

Si bien la viruela fue la primera enfermedad en ser erradicada por los seres humanos gracias a las vacunas, la viruela del mono se trata de una enfermedad endémica de las regiones occidental y central de África, pese a llamarse viruela del mono, los primates no son los principales alojadores del virus, sino que se apunta a los roedores que habitan en las selvas tropicales de áfrica como los principales vehículos de infección, esto quiere decir que se trata de una enfermedad zoonótica, es decir, que pasa de los animales a los seres humanos, algo similar a lo que se dijo, en un principio, de la COVID-19.

La también llamada viruela del simio fue detectada en reino unido a principios de mayo del 2022 en 9 personas, desde ese momento otros países que han reportado casos positivos y sospechosos son España, Portugal, Suecia, Alemania, Estados Enidos, Canadá, Argentina y ahora México.

Fue por la mañana del sábado 28 de mayo que el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell Ramírez, confirmó el primer caso importado de viruela símica, en México. apuntó que se trata de un hombre de 50 años que reside en nueva York y que se atiende en la Ciudad de México.

Es importante señalar que la infección fue descubierta en 1958, precisamente en primates, de ahí su nombre, mientras que los primeros contagios en humanos se registraron en 1970 en la República Democrática del Congo, en donde se trata de una enfermedad endémica, pero que gracias a los intercambios mercantiles, el movimiento de las personas e incluso el cambio climático, el virus se ha diseminado.

Sobre el tema de la relación que algunos teorizan entre el uso de vacunas con base en adenovirus para evitar la infección por SARSCoV-2 y la viruela del mono, la doctora Verónica Domínguez Martínez, investigadora y catedrática de la Universidad Veracruzana, indicó que no existe riesgo alguno, pues el adenovirus se usa como vector, un vehículo, al que se le quita la capacidad de infección, por lo que recibir una vacuna desarrollada con este método no propicia una infección por viruela del mono.

En entrevista, Domínguez Martínez, especialista en biología molecular, explicó cómo se contagia esta enfermedad, principalmente de animales salvajes a humanos, la llamada zoonósis, pero el contagio entre personas (antroponosis) es por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada, incluso existe la posibilidad de contagio indirecto al tocar objetos que tengan restos de fluidos como saliva, sin embargo la capacidad infecciosa de la viruela del mono es más baja en comparación a la viruela convencional.

No obstante, agregó, el virus de la viruela del mono presenta una característica llamada “herencia horizontal”, con la que adquiere genes del hospedero (simio, roedor u hombre), para agregarlos a su genoma y poder evadir la respuesta inmune.

La también investigadora de la Facultad de Biología UV, comentó que existe un 93 por ciento de similitud entre ambas viruelas, por lo que el uso de las vacunas contra la viruela convencional es una opción para evitar el contagio.

Sobre los síntomas, la viruela del mono puede ocasionar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados y fatiga, además claro, de las erupciones cutáneas que llevan a crear costras. y tal como pasa en otras enfermedades similares, estas erupciones suelen dejar marcas.

Si bien se trata de una enfermedad con muchos años, la realidad es que no existe un tratamiento específico ni vacuna, pero para tranquilidad de muchos, no es una infección que pueda causar la muerte, de acuerdo con virólogos, su mortalidad es menor al 2 por ciento, eso sí, son aquellas personas que no han tenido exposición al virus de la viruela los que podrían padecer un cuadro más complejo.