Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Zacapela de manifestantes en Xalapa; le gritaban ¡asesino! al senador Alejandro Encinas

- Se liaron a golpes y les aventaron agua al Senador y a Carlos Luna Escudero, con quien se entrevistaba

- Le reclamaban por el involucramiento del PRD en el caso de Iguala; él quiso responder, luego se retiró

Claudia Montero Xalapa. Ver. 10/11/2014

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Luego de una rueda de prensa donde el senador de la República del Partido de la Revolución Democrática (PRD) anunció conferencia a las 18:00 horas en conocido salón de la capital del Estado, el político de izquierda fue agredido con agua y palos por al menos un grupo de 15 personas pertenecientes al Frente Popular Revolucionario.

Los manifestantes gritaban consignas en contra del gobierno perredista al que acusaron por la desaparición de los 43 normalistas en Guerrero.

Alrededor de las 12:45 horas, el grupo de manifestantes se apostó enfrente del café donde el Senador se reunía con el empresario Carlos Luna Escudero y gritaban consignas como "¡asesinos!" y "¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!".



Luego de unos minutos, el contingente cruzó la avenida Enríquez para colocarse justo enfrente de la mesa donde se encontraba el Senador.

El grupo de personas llevaba banderas y garrafas de agua; ante esta situación, el empresario Carlos Luna se levantó de su lugar para intentar dialogar con los inconformes; no obstante, la respuesta fue nula.

Cuando el Senador de la República intentaba retirarse del lugar, uno de los manifestantes vestido con pantalón de mezclilla, playera azul y gorra, le aventó agua. El Senador respondió la agresión y se hicieron de golpes por unos segundos mientras las mujeres lo golpearon con los palos de las banderas.



Quienes acompañaban al Senador también respondieron la agresión y por unos segundos se generó la pelea entre manifestantes y personal de Alejandro Encinas en pleno centro de la capital del Estado.

Después de unos segundos el Senador continuó su camino, se subió a un automóvil que ya lo esperaba y se retiró del lugar.